Vacaciones de 10.000 personas, afectadas por caída de DMG; lío para agencias que atendían en captadora

Cerca de 300 pasajeros varados en el exterior sin poder regresar al país, y al menos otros 10.000 no podrán hacer uso de los servicios turísticos que habían comprado a través de tarjetas prepago.

POR:
noviembre 20 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-11-20

Se calcula que las pérdidas por este concepto ascienden a 5.000 millones de pesos para las cinco agencias de viajes que vendían sus servicios dentro del local de la intervenida firma, en Bogotá.

El caso más reciente es el de 10 turistas que compraron sus tiquetes para volar a Madrid (España) el jueves pasado. Viajaron ese mismo día y ahora se encuentran en esa ciudad sin billete de regreso debido a que la agencia Royal Travel Colombia, que les emitió los pasajes dentro del local de DMG, en el norte de Bogotá, no recibió el dinero en pago del servicio debido a que la captadora fue intervenida.

DMG no le pagó el servicio a la agencia, a la que a su vez le fue imposible pagarle a la aerolínea. "No le pudimos pagar al proveedor y los tiquetes fueron anulados", asegura Luis Enrique Izquierdo, dueño y director general de Royal Travel Colombia, agencia que ante esta emergencia tuvo que despedir a 19 de sus 23 empleados.

"Los pasajeros se quejan porque DMG no nos pudo pagar, y ahora no podemos pagarles a las aerolíneas, a los operadores, a los cruceros. No tenemos la plata", afirma Izquierdo, al explicar que el dinero de cada cliente era descargado de las tarjetas prepago de DMG a través de un datáfono como el de una tarjeta de crédito. Al pasajero le entregaban un cupón que presentaba en el cubículo de la agencia, y esta emitía los tiquetes y servicios turísticos.

Una de las afectadas es Claudia Bahamón, que el 6 de noviembre viajó en bus desde Ibagué a Bogotá para pagar 6,9 millones de pesos por tres pasajes a México, para su esposo, su hijo y ella.

El viaje sería entre el 18 de diciembre y el 12 de enero. El jueves regresó a la capital del país, pero no sabe ante quién reclamar porque el recibo que tiene son los tiquetes que ahora están anulados y no posee constancia de que entregó dinero a DMG.

"La culpa es del Gobierno por haber permitido que DMG operara y por haberlo cerrado de esa manera. Esto no es una cultura mafiosa, como dice el Presidente", agrega Bahamón.

Otras de las agencias afectadas es Viva Consolidadora. "Desde hoy entramos en quiebra. Tenemos facturas por pagar por 2.500 millones de pesos", dice un directivo.

Siga bajando para encontrar más contenido