En vacaciones, primero la salud | Finanzas | Economía | Portafolio

En vacaciones, primero la salud

De nada sirve planear las mejores vacacionesde mitad de año, tener tiquetes listos, hoteles elegidos y maletas hechas,si no se toman las precauciones necesarias de salud. Sin ella, los días de descansono serían los más relajados y la experiencia podría ser para no recordar.

POR:
mayo 30 de 2006 - 05:00 a.m.
2006-05-30

Cuidados de la piel Ojo con el sol. Es buena compañía durante los días de descanso, pero en justamedida y con las prevenciones necesarias. El dermatólogo Iván Pérez recomienda evitar el sol entre las 10 de la mañanay las dos de la tarde. “Además, usar protector con FSP al menos de 30 o 50.La idea es aplicarlo en un sitio cerrado y no bajo el sol, y reforzar su aplicación cadatres o cuatro horas, sobre todo si se está mucho tiempo en la piscina”.Quienes toman algún tipo de medicamento deben preguntar a su médico sieste es fotosensibilizante, es decir, si hace que la piel sea más sensible de lo normal,en cuyo caso hay que aumentar los cuidados.Después de la exposición al sol y de estar en la piscina, Pérez recomienda bañarsecon agua dulce para quitar los restos de cloro, sal y protector solar, pues lapiel queda muy reseca. Para ello se pueden usar cremas o geles humectantes.“Los papás deben ponerles a los niños, en lo posible, gorra y camiseta y no permitirlesque se expongan al sol directamente.En la infancia, cuando se producen dos episodios de quemaduras solarescon ampollitas, aumenta el riesgo de tener melanoma (cáncer más fuerte de lapiel)”, sostiene Pérez, quien asegura, además, que no es bueno quedarse conel vestido de baño húmedo porque se corre el riego de infecciones en la zona dela ingle. Problemas estomacalesCuidado, mucho cuidado con lo que come, pues puedeen cualquier momento resultar intoxicado o con diarrea,por cierto, muy común entre los viajeros. “Hay que ser muycuidadoso de no tomar agua ni consumir alimentos en cualquierlugar, pues pueden estar infectados con bacterias”, explicaFernando Sierra, médico gastroenterólogo.Las moscas son una fuente de transmisión de las infeccionesbacterianas y hay que hacer todos los esfuerzos paraque los alimentos una vez preparados nunca sean susceptiblesde ser contaminados por estas.Mejor, asegúrese de elegir bebidas y productos frescos,sobre todo, que estén muy bien preparados y cocinados.Si va a tomar agua, es preferible ir al supermercado y elegiragua envasada. Si compra frutas y verduras asegúrese delavarlas muy bien con agua pura, y evite comer helados ypaletas en sitios en los que no se sabe con qué agua fueronpreparados. Si va a consumir platos típicos, como su organismono está preparado para digerirlos adecuadamente, esprobable que ‘le caigan mal’. La solución no es privarse deellos, sino comerlos con moderación.No abuse de picantes ni de irritantes.“Las personas en vacaciones se exceden en licor y esteinflama el estómago y el colon, haciendo que las comidasnormales caigan mal y produzcan diarreas y cólicos, asíque es mejor no abusar”, agregaSierra.PREVENGA Y VACÚNESESegún Arely Armenta, enfermera de SanidadDistrital y del hospital de Fontibón,quienes salgan a zonas de riesgo y tenganentre 1 y 64 años, tienen que protegerse dela fiebre amarilla, esta vacuna debe aplicarse10 días antes del viaje y es la única que secertifica con carné internacional. Protegepor 10 años.Otras vacunas se administran de acuerdocon la zona a la que vaya a viajar. Por ejemplo,hay personas que se protegen del paludismo,especialmente si tienen que desplazarsecon frecuencia al Chocó. Otros, se vacunancontra el sarampión y la rubéola, quese aplica a personas de 14 a 39 años, condosis única, o contra el tétanos.Las mujeres embarazadas no pueden vacunarse,excepto en situaciones muy específicasy con el visto bueno de su médico, ytampoco quienes se encuentren en situaciónde inmunosupresión, es decir, cuandose presenta disminución de la respuesta inmune,como es el caso de los pacientes concáncer o con VIH. Los mayores de 64 añospueden vacunarse, siempre y cuando sumédico lo autorice.SIN OTITISDeben cuidarse quienes tienen antecedentesde otitis o sinusitis, protegiendo susoídos, pues las infecciones pueden comenzaren las piscinas. Evite sumergir la cabeza enel agua y sobre todo, el uso de piscinas en lasque se puede observar que no hay el apropiadomantenimiento.La decisión de si el niño que ha tenido otitispueda o no ingresar a la piscina es exclusivamentedel médico tratante, quien ademáspuede ordenar el uso de protectores auditivosque impiden el contacto directo conel agua, dice Carlos Sánchez David, médicointernista y profesor universitario.SI VA A VIAJAR EN AVIÓNEs muy importante no mantener la mismaposición durante los vuelos de variashoras, pues puede presentarse un problemaconocido como el síndrome de laclase turista, que se genera en aquellospasajeros de avión que no tienen el suficienteespacio para estirar completamentesus piernas, lo que impide la correcta circulaciónde la sangre.Para evitar eso es importante no llevarropa muy ajustada, aflojar los cordonesde los zapatos y llevar medias elásticas queno ejerzan mucha presión en un solopunto. Ahora existen medias especiales.Carlos Sánchez David, médico internistay profesor universitario, recomienda caminarpor periodos cortos durante el trayecto,estirar y flexionar las piernas y no dormircon ellas cruzadas, para facilitar elretorno venoso. Recuerda, además, queel riesgo no solo es por la inmovilización,sino también por estar mucho tiempo enel aire. Otro de los ejercicios recomendadoses quedarse sentado y, mientras tanto, moverlos pies hacia arriba y hacia abajo duranteunos minutos.

Siga bajando para encontrar más contenido