Todo vale al pedirle al Emisor que baje las tasas

El enfriamiento de la economía, la expectativa de una menor inflación y la crisis financiera, no han sido argumentos suficientes para pedirle al Banco de la República que baje la tasa de interés. Hasta la caída de las pirámides ha servido como excusa para solicitar que en su reunión de hoy, el Emisor comience a aflojar su política monetaria.

POR:
noviembre 21 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-11-21

En una entrevista con la agencia de noticias Bloomberg, el ministro de Hacienda y Crédito Público, Óscar Iván Zuluaga, insistió en que el banco central debe bajar la tasa de interés, tanto por la desaceleración de la economía y la crisis, como por las pérdidas asociadas a la caída de las compañías captadoras de dinero, que se estiman en dos billones de pesos. “La discusión no es si van a reducir las tasas, sino cuándo. Quizá sea este viernes (hoy) y el Gobierno va a defender esta posición”, dijo Zuluaga e indicó que “la sensación es que las condiciones están más claras y son más apropiadas para comenzar a hacerlo”. Además del Gobierno, representantes del sector productivo llevan todo el año rogándole al Banco de la República que baje las tasas de interés. Primero, porque el diferencial del interés colombiano y el de Estados Unidos acentuaba la revaluación que hubo hasta hace dos meses y que afectó seriamente a las firmas exportadoras; además señalaban que el aumento en el costo del dinero frenaba la expansión de la economía. Hoy, día de junta y con intereses en 10 por ciento desde julio, diferentes actividades hacen nuevamente la petición de bajarlos. El presidente de Acopi, Norman Correa, dice que la pequeña y mediana empresa “necesita una señal de apoyo y acompañamiento por parte del Banco de la República con una reducción en la tasa de interés. Aunque llevamos mucho tiempo esperando, nunca es tarde”. En el mismo sentido se pronunció el presidente de Asopartes, Tulio Zuloaga, al señalar que si el Banco no reduce la tasa, por lo menos a ocho por ciento, puede ser el culpable de una contracción del mercado el año entrante. “El Emisor tiene que dar la oportunidad de que se reactive la economía, es mejor que haya inflación con reactivación y no inflación con desaceleración”. Incluso, hay quienes ya no son tan optimistas. El presidente de Fenalco, Guillermo Botero, indica que insistir con la baja en las tasas de interés, es ‘llover sobre mojado’. “Siempre van a existir elementos que presionen al alza la inflación y si ese sigue siendo el argumento, nunca las van a bajar”, dice.Los intereses van a bajar, pero aún no es tiempo Por su parte, agentes del mercado consideran que ya hay muchas condiciones para empezar a flexibilizar la política monetaria, que incluso han sido reconocidas por el Banco de la República, como la baja en la producción industrial y en las ventas del comercio. Asimismo, la crisis financiera internacional es más grave de lo que se pensaba y por eso, se espera un impacto mayor en las economías emergentes. Hasta ahora, la inflación había sido la mayor preocupación, sin embargo, para el analista de Stanford Bolsa y Banca, Álvaro Camaro, el reto ahora es no dejar caer las economías. “Es tal la depresión en muchos países que seguramente en el primer trimestre del 2009 verán incluso una deflación (baja en los precios), así que en Colombia la inflación va a empezar a ajustarse por sí misma”. Aunque cree que hoy no habrá medidas frente al tipo de interés, lo que sí espera es que en el comunicado, el Emisor ratifique que va a empezar a bajar las tasas. Si bien el Banco de la República tiene que hacer un estímulo monetario, en esta coyuntura puede que no tenga mayores efectos. Así lo señala el analista de Profesionales de Bolsa, Arnoldo Casas, al señalar que el impacto es más sicológico para los agentes del mercado, pues piensan que en el mediano plazo mejorarán las perspectivas de los negocios. No obstante, considera que una reducción en la tasa no va a redundar en mayores préstamos en momentos en que hay una sensación de mayor riesgo por cuenta de un aumento en el desempleo y la expectativa de menores utilidades en las empresas. 10 por ciento es la tasa de interés de referencia del Banco de la República que rige desde julio pasado. Que liquidez no sea un problema Al sistema financiero le preocupa correr el riesgo de no contar con recursos suficientes para atender las necesidades de la economía. La presidenta de Asobancaria, María Mercedes Cuéllar, indica que pese a que el Emisor tomó hace varios días algunas medidas para aumentar la liquidez, la semana pasada el Gobierno absorbió ese dinero con la colocación de TES por dos billones de pesos. Precisamente, al presidente de Fenalco le suena que el Banco analice la posibilidad de bajar los encajes, justo cuando llega la temporada en la que el comercio hace su ‘agosto’. “Esto sería el salvavidas para mejorar la liquidez en temporada decembrina”, dice. No obstante, hay quienes consideran que lo hecho hasta ahora es suficiente. A juicio de Arnoldo Casas de Profesionales de Bolsa, este año el Emisor ha expandido mucho la liquidez, con las compras de dólares y luego la reducción de los encajes.WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido