La vanidad es el negocio de los 6 billones de pesos

Empresarios creen que el sector de la venta directa ha contribuido al buen comportamiento del negocio. Los consumidores son exigentes y quieren pronto lo que se impone en Europa.

POR:
abril 24 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-04-24

El año pasado un empresario colombiano del sector de cosmética recordaba cómo en la Segunda Guerra Mundial el negocio de los labiales creció porque en tiempos difíciles a la mujer le gusta verse bien.

Y en el 2009, en plena crisis económica, el negocio 'pintó' bien para las empresas que venden productos de belleza y cuidado personal porque cuentan con una masa de consumidores que se esfuerzan por mejorar su apariencia física. Poco escatiman en maquillaje, cremas, tratamientos capilares, tinturas y fragancias.

Euromonitor International cuantificó en 3.049 millones de dólares, unos 6 billones de pesos, el mercado de belleza y cuidado personal en Colombia el año pasado.

Los perfumes tienen una buena tajada con 579 millones de dólares, cerca del 20 por ciento. El cuidado de la piel tiene el 14 por ciento del total, con 432 millones de dólares.

Mary Tabion, gerente de Investigación de América Latina de Euromonitor International, explica que se puede comparar el tamaño del mercado de belleza en Colombia con el de otros países como Polonia, Tailandia, Argentina y Taiwán. Las potencias en esta materia son Estados Unidos, Japón, Brasil o China.

Sobresale el interés de los hombres por estos productos. Movieron 452 millones, con un crecimiento del 42 por ciento frente al 2002.

"En Latinoamérica, Colombia es el tercer mercado en cuidado de hombres, y en el mundo está en el lugar 14, con un tamaño de mercado similar a Canadá y Holanda", dice Tabión.

Al respecto, la analista señala que en el pasado sólo empresas como Gillette y Nivea trabajaban en este segmento, pero ahora marcas como L'Oréal, Belcorp, Yanbal y Amway ofrecen a los hombres más opciones. Ellos se interesan en productos que les garantice un aroma varonil, y que les aporte al cuidado de su piel.

En general, esta categoría crece, pero en niveles más bajos comparados con 2005-2008.

Los colombianos son conscientes de la relación de precio y calidad. Por eso, prefieren presentaciones pequeñas y promociones para ajustar las compras al presupuesto familiar, dijo Tabion.

Para aprovechar el potencial, las empresas invierten en comercialización y en innovación de productos. Camilo Jaramillo, director de mercadeo de Avon, explica que la venta directa o multinivel ha contribuido a la dinámica del negocio porque acerca los productos a una mujer que tiene el deseo y el derecho de verse bien siempre. Alfredo Morales, de Henkel Región Andina, con marcas como Igora y Konzil, destaca que el interés del consumidor obliga a traer al país lo que se impone en los grandes centros de la moda.

Preocupación por 'mirarse al espejo'

Verse bien al mirarse al espejo es una preocupación que tienen los colombianos. El estudio Megatrends, de Yanhaas, lo señala cuando el 85,33 por ciento de los encuestados dice que tienen la necesidad de mantenerse siempre bien arreglados.

Por edades, sobresale el interés de quienes están entre los 25 y 39 años (90 por ciento) .

Ponerse en la tarea de mejorar su aspecto está en las prioridades del 70 por ciento de los consultados. Los jóvenes de 17 a 24 se concentran más en eso, según lo reconoció el 82 por ciento.

Además, las ganas y la búsqueda de productos y servicios para reflejar menos años no distingue entre hombres (67,78 por ciento) y mujeres (62,32 por ciento). En cosméticos, ellas dicen que le dedican el tiempo necesario para comprar los que se ajuste a sus necesidades, según 57 de cada 100.

Bajar de peso las desvela más a ellas: 43 por ciento lo han intentado. En el caso de los hombres, apenas un 16,64 por ciento. En general, más de la mitad de las personas decide comer menos para hacerle el quite a los kilos.

Esta tendencia de reducción del peso se ve con más fuerza en las costas Pacífica y Atlántica, con un resultado del 42,08 y 41,82 por ciento.

En cirugías estéticas, el 28,86 por ciento de las mujeres y el 8,59 por ciento de los hombres afirmaron estar interesados en practicarse una si tuvieran la oportunidad. El estudio fue hecho entre 1.470 personas mayores de 17 años, de 18 ciudades.

CONSTANZA GÓMEZ G.
REDACCIÓN DE ECONOMÍA Y NEGOCIOS

Siga bajando para encontrar más contenido