La ‘vara de premios’ que trae el Plan de Desarrollo

Críticos de la iniciativa dicen que el Gobierno ganará al quitarle facultades legislativas al Congreso y que importadores de licores, firmas de telecomunicaciones y mineras se verán beneficiadas.

La ‘vara de premios’ que trae el Plan de Desarrollo

Archivo Portafolio

La ‘vara de premios’ que trae el Plan de Desarrollo

Finanzas
POR:
febrero 15 de 2015 - 09:48 p.m.
2015-02-15

Aunque el debate del Plan Nacional de Desarrollo (PND) no ha comenzado su carrera en el Congreso de la República, desde el Legislativo ya se han escuchado los primeros reparos a esta iniciativa.

Algunos de ellos apuntan a que el Gobierno saldrá premiado al pretender despojar al Congreso de facultades legislativas y al querer abrir la puerta a la creación de más burocracia orientada a cumplir las metas de la propuesta.

Otro de los reparos, hechos por congresistas como Iván Duque y Jorge Robledo, radican en que a través del Plan el Gobierno pretende hacer un extenso paquete de reformas que giran en torno a sectores como minería, salud, educación, tierras, entre otros aspectos.

Por ejemplo, el senador Robledo señaló que el documento del Gobierno incluye cerca de “36 facultades que despojan al Congreso de sus poderes legislativos”. Esto se traduce en que el Ejecutivo buscaría contar con capacidades extraordinarias en asuntos como “régimen de adecuación de tierras, crédito agropecuario y reorganización de instituciones del sector agro”.

Entretanto, Duque sostiene que en el documento existen “orangutanes con sacoleva”, los cuales son leyes sectoriales “de rápida aprobación que no tienen mucho que ver con las bases del Plan”.

Muestra de ello, explicó, es que la iniciativa le daría al presidente Juan Manuel Santos un “cheque en blanco” para reformar las instituciones del sector agropecuario, la participación de la inversión privada en los canales de televisión, el Código Minero, la aprobación de licencias ambientales, el catastro multipropósito y los impuestos sobre los licores.

En cuanto al tema licorero, el debate será extenso en el Congreso ya que uno de los puntos álgidos del articulado propone que los licores nacionales e importados tengan igual tratamiento impositivo y de acceso a mercados. Esto significa que la carga impositiva sobre los productos colombianos aumentaría y que la asociada a los extranjeros se reduciría.

El malestar por parte de las licoreras departamentales no se ha hecho esperar, ya que con esta iniciativa se pondría en juego el monopolio rentístico. Sin embargo, fuentes del Gobierno señalan que ese punto busca ponerle coto a los focos de corrupción que se han gestado alrededor del negocio de los licores.

Frente al tema de los avalúos catastrales, el senador Ángel Custodio Cabrera advirtió que vendrá una gran polémica ya que se busca igualar los parámetros del cobro del impuesto predial en todo el país teniendo como referencia a Bogotá. “Esto será difícil de aplicar en muchos municipios de Colombia”.

Al respecto, Robledo sostuvo que en el ajuste anual de los avalúos catastrales vendrá un alza muy fuerte.

Además de los licores importados, advierten los senadores consultados, con el Plan saldrían beneficiados los extranjeros que inviertan en la industria de la televisión nacional, ya que el Gobierno plantea que la cuota de pantalla de producción nacional sea de mínimo el 30 por ciento los sábados, domingos y festivos entre las 10:00 y las 24:00 horas (actualmente el 50 por ciento de programación es colombiana).

Al tratar el tema minero, el Gobierno busca cambiar las tarifas del canon superficiario que pagan las concesiones mineras en etapa de exploración.

Esto significa que entre el primer y el quinto año de la exploración el canon pasará de 1 salario mínimo legal vigente diario por hectárea, a la mitad.

Igualmente, otra crítica que formulan senadores al Gobierno es que no se dará un debate profundo a la expedición de licencias ambientales, pues el Plan buscaría premiar a las compañías mineras con una reducción en los tiempos para tramitar permisos de exploración y explotación.

Con el Plan, también ganarían los operadores de telefonía móvil e internet, ya que el articulado plantea mecanismos para destrabar la instalación de antenas en municipios y ciudades del país, la cual se ha visto restringida por cuenta de los planes de ordenamiento territorial.

OTROS BENEFICIOS QUE DARÍA EL PLAN 

El articulado contempla que se prolongarán hasta diciembre del 2018 los subsidios que dará el Estado a los usuarios de gas natural y energía eléctrica de los estratos uno y dos.

También, en su parte de política verde, se propone un subsidio para los pobladores de zonas de reserva forestal o de parques naturales que cuiden esos ecosistemas.

Con el Plan, también se daría una exención en el valor de los trámites de notariado y registro a quienes compren vivienda de interés prioritario o vivienda de interés social nueva o usada.

Además, la iniciativa ampliaría los mecanismos existentes para proteger a quienes queden sin trabajo.

hecsan@eltiempo.com