Vehículos lideran la desaceleración

Las cifras oficiales ratifican el decrecimiento de la industria en lo corrido del año en la producción, las ventas y el empleo, y dejan en evidencia que, por sectores, el de vehículos es el que se lleva la peor parte.

POR:
noviembre 21 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-11-21

Entre enero y septiembre de este año, según el reporte del Dane, tanto las ventas como la producción alcanzaron un negativo 1,13 por ciento, mientras que el empleo cayó 0,22 por ciento. En este periodo, de los 48 sectores analizados, 23 registraron variaciones positivas en la producción real y 27 en las ventas. El comportamiento mensual (en septiembre) arrojó resultados negativos ya que la producción de la industria cayó 3,28 por ciento, las ventas no crecieron, y el empleo tuvo una caída de 2,6 por ciento. En este mes apenas 20 sectores mostraron crecimientos en la producción real. Sin embargo, el acumulado entre octubre del 2007 y septiembre del 2008 los indicadores todavía son de crecimiento: la producción registró un ascenso de 1,17 por ciento, las ventas crecieron 1,66 por ciento y el empleo 0,43 por ciento. VEHÍCULOS, EN REVERSA Al revisar el comportamiento de las diferentes clases industriales que se incluye en la Muestra Mensual Manufacturera del Dane, se evidencia que todas las que tienen que ver con el sector automotor tienen los comportamientos más negativos. En el caso de vehículos automotores el decrecimiento fue del 33,93 por ciento en la producción real, y de 34,55 por ciento en lo que tiene que ver con las ventas. Una caída profunda también se refleja en lo que se denomina las carrocerías para vehículos automotores, con un producción real de 29,78 por ciento entre enero y septiembre de este año frente a igual período del año pasado. A su turno, las ventas cayeron 28,52. Entre tanto la clase industrial que comprende las partes, piezas y accesorios para vehículos automotores muestra que la producción real llegó a -11,47 por ciento en lo corrido del año, al tiempo que las ventas reales se situaron en -13,59 por ciento. Incluso, de manera menos profunda, se nota un decrecimiento del 5,70 en el rubro que corresponde a la fabricación de otros tipos de equipo de transporte. En las ventas, la caída es de 10,21 por ciento. LOS QUE CRECIERON La producción de maquinaria de uso especial creció 19,30 por ciento, la mayor variación positiva registrada en los primeros nueve meses del año frente al mismo período del año pasado. Las ventas crecieron 20,14 por ciento. Las actividades de edición están en ascenso, con porcentajes de 12,12 en producción real y 23,69 en ventas reales. Lo que el Dane agrupa como otras industrias manufactureras tuvieron un aumento del 10,76 por ciento en la producción mientras que en cuanto a ventas el crecimiento llegó a 3,72 por ciento. COMERCIO, CON MÁS OXÍGENO A diferencia de la industria, en lo corrido del año las ventas del comercio todavía son positivas. El crecimiento del total del sector llega a 1,1 por ciento, pero sin vehículos llega a 1,0 por ciento. Entre los 16 grupos de mercancías que están en la muestra trece reportan incremento en las ventas, siendo el más importante el grupo de equipo de informática, hogar (37,7 por ciento). En su orden, le siguen libros y papelería (6,8 por ciento), calzado, artículos de cuero (5,2) otras mercancías (4,3) y ferretería, vidrios y pinturas (3,8 por ciento). Las ventas en general de comercio solo en septiembre cayeron 2,46 por ciento. 19,3 por ciento creció la producción de maquinaria de uso especial durante los primeros nueve meses del año frente al mismo periodo del año pasado. Demanda interna, tema de cuidado para el 2009 Analistas aseguran que la crisis financiera internacional impulsó la desaceleración de la economía colombiana, pero advirtieron que, cuando esta se produjo, el país ya avanzaba hacia una caída de la demanda. Y es que factores como la inflación, la revaluación, las alzas en las tasas de interés en los bancos, el desempleo y hasta el descenso en la inversión pública en las regiones, llevaron a una reducción en la demanda interna, que a su vez explica, en parte, la caída de la industria y el comercio. Para el consultor Mauricio Cabrera, el frenazo en la economía colombiana se dio antes del estallido de la crisis financiera: la destorcida empezó desde finales del año pasado y se evidencia precisamente en los resultados de la industria, que para él técnicamente está en recesión; el comercio, así como en la reducción en las licencias de construcción. Así lo planteó al intervenir en el seminario ‘Para Dónde va la Economía’, organizado por Foros Casa Editorial El Tiempo. Por su parte, el investigador de Fedesarrollo, Mauricio Reina, dijo que a la economía colombiana, a pesar de la crisis internacional, la mantendrán viva las exportaciones y la inversión. Aunque habrá una reducción en las ventas al exterior y la inversión extranjera caerá, estas seguirán siendo un motor para la economía, cuyo crecimiento para el año entrante estima entre 2,7 por ciento y 3,1 por ciento. “Estoy más cerca del 2,7 por ciento”, dijo Reina. Advierte sobre los problemas que generará la devaluación y la caída de los precios del petróleo que deberá enfrentar Venezuela, y las dificultades en Ecuador, compradores de los bienes no tradicionales. Pero a todo este entorno económico se suma la incertidumbre que le inyecta el tema político. El director de PORTAFOLIO, Ricardo Ávila, dijo que en una encuesta realizada se evidencia el efecto de la falta de claridad frente a un posible tercer mandato del presidente Uribe, lo cual genera un ambiente de incertidumbre que además se refleja en la agenda del Congreso, que está paralizada.WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido