Para vender más

La celebración en Cali del Congreso de los exportadores colombianos, agrupados en Analdex, es una buena ocasión para revisar la marcha de una actividad que no las ha tenido todas consigo en los últimos meses.

POR:
septiembre 03 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-09-03

Semejante afirmación puede parecer contradictoria a la luz de las cifras, pues no se puede olvidar que al terminar el primer semestre del año las ventas externas del país llegaron a un récord de 19.062 millones de dólares, con un crecimiento del 42,4 por ciento frente a igual período del 2007. No obstante, esa dinámica ha tenido que ver más con un aumento en los precios de las materias primas y de algunos bienes manufacturados, como lo demuestra el hecho de que, en toneladas, el alza fue de apenas 6,7 por ciento en el lapso anotado. Incluso negocios ya establecidos, como el de las flores o el banano, han tenido tropiezos que han desembocado en cierre de cultivos y despidos de personal. Por tal motivo, la cita en la capital del Valle es propicia para pasar revista a los problemas que aquejan al sector. Dentro de estos los expertos señalan a las dificultades que ha significado la apreciación del peso colombiano, la suerte del Tratado de Libre Comercio con los Estados Unidos, las demoras en los pagos por parte de Venezuela y los trámites electrónicos que ha dispuesto la Dian, entre otros. Si bien el alza pronunciada en la tasa de cambio a lo largo de los últimos días ha servido para mejorar el ambiente, eso no impide hacer una evaluación sobre la evolución del ramo exportador y sus perspectivas, más allá de la coyuntura. Así las cosas, sería ideal que, en forma conjunta, Gobierno y sector real, intercambien opiniones y definan compromisos respecto de la política productiva que se debe adelantar para lograr una mayor y mejor inserción en la economía internacional. Política que, entre otros, le permita al país superar la riesgosa concentración que presentan las exportaciones en dos países, Estados Unidos y Venezuela. Eso sin desconocer que cada vez es mayor el peso de bienes primarios como el petróleo y el carbón en la oferta colombiana y que su inmenso potencial no debería poner en riesgo las ventas de bienes con un componente más alto de valor agregado. De tal manera, es indispensable pensar en la canasta exportable del futuro. Analdex, por ejemplo, ha planteado que una vez superada la fase de las negociaciones de los Acuerdos Comerciales, se debe lograr que la inversión nacional y extranjera se dirija a desarrollar los nuevos sectores que, en adición al menú actual, van a aprovechar lo conseguido. En consecuencia, y de acuerdo con las ventajas competitivas que ofrece el país, es necesario definir cómo se va a participar en un mercado internacional que está demandando energía y alimentos, áreas en las cuales Colombia ha mostrado que tiene posibilidades, pero que debe materializar en proyectos específicos que, en el lenguaje del Ministerio de Comercio, deben ser de “talla mundial”. De acuerdo con esa lógica hay que conocer cuáles son las barreras que tanto interna como externamente se deben derribar para hacer factible su desarrollo. También, cuál debe ser la agenda y el compromiso de las partes para poder contar con los nuevos actores que, tanto en el campo de los bienes como de los servicios, representen la nueva y complementaria oferta exportable del país. Para no ir muy lejos, se podría seguir el ejemplo de países como Chile, que con base en sus recursos naturales ha definido su oferta agroindustrial o, aún mejor, analizar el caso de Costa Rica que después de impulsar la electrónica como sector estratégico para su desarrollo exportador hoy se encuentra empeñado en productos y servicios destinados al sector aeroespacial. Pero un ejercicio de este tipo debe tener como punto de partida lo ya conseguido. Dicho de otra manera, es preciso aclarar que no se trata de olvidar o desechar lo que hoy constituye la oferta exportable colombiana. Por el contrario ésta debe ser la base que soporte un crecimiento que es indispensable y que debería continuar en el futuro. '' Es necesario que Gobierno y exportadores trabajen de la mano para lograr una mayor y mejor inserción del país en la economía internacional”.WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido