Los venezolanos se juegan su futuro

En medio de la peor crisis diplomática de las últimas dos década con Colombia, Venezuela irá este domingo a las urnas para darle el sí o el no a la reforma de 69 de los 350 artículos de las Constitución Bolivariana de 1999.

POR:
noviembre 30 de 2007 - 05:00 a.m.
2007-11-30

Pero más allá de la aprobación de los artículos que los opositores piensan que servirán para que Chávez se eternice en el poder, la jornada electoral del domingo será una especie de plebiscito en torno a la figura del polémico mandatario que desde que compite en elecciones nunca ha perdido, pero que esta vez, contra los pronósticos iniciales, no ve tan clara su victoria. “Votar contra la reforma, es votar contra Chávez o “SÍ-gue con Chávez” fueron algunos de los mensajes gubernamentales lanzados durante la campaña, para vincular la propuesta de reformar el 20 por ciento de la Constitución con la sólida popularidad del mandatario venezolano. “Hay un sector chavista (el más moderado) que no pareciera estar muy entusiasmado con el tema de la reforma. Esto no significa que Chávez va a perder el referendo, pero sí que los resultados serán más ajustados que en anteriores elecciones”, explicó a corresponsales extranjeros Germán Campos, analista de la empresa Consultores 30.11. Esa encuestadora, que trabajó en anteriores ocasiones para el gobierno y acertó los resultados de las elecciones presidenciales de diciembre pasado, prevé una victoria del Sí con un 38,2 por ciento de los votos, frente al 26,8 por ciento por el No. Un 35 por ciento no contestó. Sin embargo, la mayoría de encuestas reflejan un final reñido y algunas que acertaron al triunfo de Chávez en diciembre del 2006 favorecen al No. Los estudios indican que la propuesta del ‘Socialismo del siglo XXI’ no sedujo a la mayoría de los votantes chavistas, ante lo cual Chávez protagonizó una campaña electoral en la que predominaron los mensajes emocionales, relegando el debate sobre los cambios constitucionales. Ignacio Ávalos, sociólogo de la Universidad Central de Venezuela (UCV), dijo que “es una estrategia inteligente por parte de Chávez. Cuando la gente desmenuza la reforma, el rechazo crece como ocurre con el artículo sobre la reelección indefinida para el presidente”. Ávalos destacó la deserción de intelectuales afines al gobierno, como Margarita López Maya, Javier Biardeau o Heinz Dieterich -alemán nacionalizado mexicano autor de las tesis del socialismo del Siglo XXI-, que en las últimas semanas mostraron en público su rechazo a la propuesta de reforma. La firma Hinterlaces, que trabaja para el sector privado, dijo que el 45 por ciento votaría por el Sí y, el 46 por ciento por el No, en la última encuesta. Algunas firmas encuestadoras que en el 2006 anticiparon el triunfo de Chávez, ahora favorecen el No”. Hay un sector chavista moderado que no pareciera estar muy entusiasmado con la reforma”. La alta popularidad favorece al manda- tario, quien puede continuar en el poder”.

Siga bajando para encontrar más contenido