Venezuela incumplió la meta de ahorro eléctrico y redujo apenas el 3% de consumo

Lo hizo en los dos primeros meses del año, lejos de la meta de un 20 por ciento fijada por el Gobierno ante la severa crisis que amenaza con dejar al país vecino sin luz.

POR:
marzo 25 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-03-25

El uso de energía se redujo a 18.044 gigavatios hora (GWh) en enero y febrero del 2010 en comparación con los 18.604 GWh del mismo período del año previo, según un reporte de la estatal Oficina de Planificación de Sistemas Interconectados (Opsis)  publicado en la noche del miércoles.

La intensa sequía que azota desde el 2009 al país miembro de la OPEP, cuyo sistema eléctrico ya estaba resentido por años de desinversión y atraso en el mantenimiento de plantas, ha mermado el nivel de los embalses hidroeléctricos, que aportan el 70 por ciento de la generación.

En un intento por frenar el veloz descenso del Guri, el principal embalse del país, el Gobierno del presidente Hugo Chávez inició este año un plan que combina racionamiento del servicio eléctrico y medidas de ahorro obligatorio para altos consumidores.

Semanas después, el mandatario socialista declaró la emergencia eléctrica nacional para acelerar la importación de plantas termoeléctricas a fuel y diésel, con las que prevé incorporar unos 6.000 megavatios (mw) en 2010. Sin embargo, el informe de Opsis indicó que entre enero y febrero sólo se añadieron 84,3 mw en generación térmica, con lo que se buscan reducir la alta dependencia de los embalses.

Mientras, viviendas, comercios e industrias deben lidiar con racionamientos de hasta seis horas diarias en algunas regiones del país, lo que será un lastre para la recuperación económica del país, cuyo Producto Interno Bruto (PIB) bajó el año pasado un 3,3 por ciento.

Aunque el líder izquierdista achaca la responsabilidad a gobiernos anteriores y al fenómeno climatológico de 'El Niño', sondeos muestran que la mayoría de los venezolanos culpan a su gestión por el problema, lo que podría ser un factor en los comicios legislativos de septiembre. Además, el consumo de combustibles líquidos por parte del sector eléctrico subió 23,5 por ciento en enero y febrero, en comparación con el mismo período de 2009, al llegar a un promedio de 116.499 barriles por día (bpd).

A esto se sumó el suministro de 563 millones de pies cúbicos diarios (mmpcd) de gas. El ministro de Energía, Rafael Ramírez, dijo semanas atrás que una vez instaladas todas las plantas que está adquiriendo el Gobierno, se requerirán unos 100.000 barriles por día adicionales de diésel, lo que afectará las exportaciones de este combustible.

Venezuela depende altamente de los ingresos por exportaciones petroleras para sostener su régimen cambiario y mantener el gasto público que dinamiza una economía que el año pasado entró en recesión. Opsis registró que el caudal del Guri se situó 65,4 por ciento por debajo de su promedio histórico tras diez meses consecutivos de escasas lluvias, a 251,1 metros por encima del nivel del mar.

Al cierre de ese mes, el volumen de agua disponible era de apenas 37 por ciento del total y se calcula que si el embalse sigue bajando a un ritmo de 14 centímetros diarios, entre mayo y junio se perderán 5.000 mw, que equivalen a alrededor de 40 por ciento de la generación.

El Ministerio para la Energía Eléctrica informó el jueves, por otra parte, que solicitó a los directivos de todas las empresas eléctricas poner sus cargos a la orden para iniciar una restructuración ante la grave crisis del sector.

Siga bajando para encontrar más contenido