Venezuela: mercado en ebullición En el momento de mayor crecimiento de las exportaciones colombianas a ese país, hay amenazas de cierre .

Venezuela: mercado en ebullición En el momento de mayor crecimiento de las exportaciones colombianas a ese país, hay amenazas de cierre .

POR:
noviembre 13 de 2007 - 05:00 a.m.
2007-11-13

Las caras largas hacen carrera por estos días entre los directivos de las empresas ensambladoras del país. Y no es para menos. El anuncio del pasado 31 de octubre, por parte del Gobierno venezolano, de que la importación de vehículos pasará a un sistema de licencia previa y que habrá ‘planeación centralizada’ de producción y compras para el sector, se convirtió en el gran dolor de cabeza de una industria que este año muestra cifras ‘embaladas’. En los nueve primeros meses del año las ensambladoras colombianas Sofasa, GM Colmotores y la Compañía Colombiana Automotriz, lograron colocar en el mercado venezolano 45.047 vehículos (un crecimiento del 87 por ciento frente al mismo período del año pasado), para un mercado que este año podría absorber unas 500.000 unidades -según los últimos pronósticos- y cuya producción local apenas llega a 200.000 unidades.. Fabio Sánchez, presidente de la CCA, no oculta su preocupación por las medidas anunciadas. Y no es para menos: en esta compañía las exportaciones a Venezuela representan el 44 por ciento de las ventas totales. Sus colegas de Sofasa no están menos preocupados. En una declaración oficial, la compañía expresó su interés de “conocer las novedades que al respecto emitirá el Gobierno del vecino país”. En esta compañía la proporción de las ventas venezolanas es similar. Los directivos de Colmotores no quieren pronunciarse, pues están a la espera de que, a finales de este mes, se cumpla en Venezuela una reunión entre el Gobierno y los ensambladores, con el fin de aclarar las nuevas reglas de juego. Aunque el Gobierno colombiano envió una carta a la ministra de Industrias Ligeras, Milco, María Cristina Iglesias, pidiendo que se mantenga el Acuerdo Automotor Andino, que rige las relaciones comerciales de Colombia y Ecuador con Venezuela -tras su retiro de la Comunidad Andina en abril del año pasado-, hasta el momento no ha habido respuesta alguna. Mientras tanto, crecen las alarmas para los empresarios colombianos que temen que se extienda a otros productos la restricción, pues el argumento del Gobierno venezolano es que quiere promover el desarrollo endógeno, es decir su industria nacional, a través de la sustitución de importaciones. Incluso, hay quienes hablan de comenzar a diversificar las exportaciones de bienes no tradicionales, que se están ‘concentrando peligrosamente’ en Venezuela. Entre enero y agosto de este año, las ventas al vecino país alcanzaron los 2.757 millones de dólares, cifra récord que representa un crecimiento del 76,8 por ciento frente al mismo período del año pasado. Solo en agosto se exportaron 456 millones de dólares, frente a 230 millones del mismo mes del año 2006, con un crecimiento del 98 por ciento.

Siga bajando para encontrar más contenido