Venezuela, mercado para ‘exportadores golondrina’

Venezuela, mercado para ‘exportadores golondrina’

POR:
diciembre 20 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-12-20

Venezuela fue una experiencia que dejó muchas lecciones a los empresarios que realizan operaciones de comercio exterior. Pero la realidad es que para muchas firmas, su experiencia exportadora se estancó ahí, pues no desarrollaron la capacidad de llegar a otros mercados. Así se desprende de una investigación realizada por el Banco de la República con información de más de 1.000 empresas que vendieron al vecino país entre los años 2000 y 2009, y en la cual se analizan los montos exportados, la concentración, la permanencia y la relevancia de las ventas a ese país dentro del total de los ingresos de las firmas. Según el reporte, Colombia no desarrolló un patrón duradero de comercio y explica que esto se produjo porque “la mayor parte de las empresas colombianas que vendieron en Venezuela entre 2004 y 2008 fueron en su mayoría firmas con baja experiencia comercial exportadora”. A esto, añade que las compañías “lograron vender gracias a que aprovecharon las ventajas específicas que ofrecía el mercado venezolano, y que se configuraron por la existencia de altas preferencias comerciales que coincidieron con un elevado dinamismo de la demanda interna venezolana”. Y es que además de la baja perdurabilidad, también se encontró que en la gran mayoría de las empresas hay baja capacidad de vender a otros mercados. Si bien hubo un incremento en la dependencia de Venezuela, pues se trata de uno de los principales destinos de exportación para muchas firmas, lo cierto es que ese país no es la principal fuente de sus ingresos operacionales, pues se derivan en su mayoría del mercado colombiano. No obstante, el informe aclara que no incluye a firmas que están ubicadas en la zona de frontera. En promedio, durante los últimos 10 años, el 35 por ciento de las firmas analizadas dirigían más del 40 por ciento de sus exportaciones a Venezuela, pero de ese mercado dependía menos del 20 por ciento de sus ingresos operacionales. En el 37 por ciento de las empresas, menos del 20 por ciento de sus exportaciones y de sus ingresos operacionales dependen del vecino país. Sólo el 3 por ciento de las compañías mostraron una dependencia superior a 40 por ciento tanto en exportaciones a Venezuela como a proporción de ingresos obtenidos en ese mercado. PARA PRINCIPIANTES La investigación del Banco de la República señala además que, al parecer, Venezuela se convirtió en un mercado de aprendizaje para aquellas empresas que comenzaron a desarrollar actividades de exportación, y mientras unas lograron que las ventas al exterior se convirtieran en un tema permanente, para otras el mercado del vecino país era simplemente una oportunidad para aprovechar de manera esporádica, dependiendo de la demanda y que por ello, no se consolidaron como firmas exportadoras. Esta es una de las razones que explica por qué se ve una alta concentración de las exportaciones en pocas empresas, pues hay muchas firmas que individualmente venden montos muy pequeños. El reporte indica que en cuanto al número de compañías que exportan, la gran mayoría son permanentes, manejan los volúmenes más altos de ventas a ese país y aumentaron en los últimos diez años. La diversificación evoluciona a paso lento, pero seguro Datos del informe del Banco de la República señalan que en promedio, durante los últimos 10 años, el 44 por ciento de las firmas de la muestra dirigen más del 40 por ciento de sus exportaciones al mercado venezolano. Incluso, esta proporción llegó al 55 por ciento durante el 2008. Y si bien desde antes de eso se había mencionado mucho la necesidad de diversificar los mercados de exportación, lo que ocurrió en el comercio con Venezuela fue el campanazo final. Aunque no es fácil establecer cuánto de los despachos que antes iban al vecino país ha encontrado destino en otros mercados, lo cierto es que en términos generales se ha visto una recuperación en las ventas colombianas al exterior y una recomposición de los destinos. Cifras del Dane indican que entre enero y octubre de este año, las exportaciones llegaron a 32.547 millones de dólares, 21,4 por ciento más que en el mismo lapso del 2009. Y es que si bien la recuperación de las ventas al exterior en lo transcurrido de este año es más que evidente, la realidad es que está concentrada en las exportaciones no tradicionales como Estados Unidos y China. Los principales destinos de exportación son Estados Unidos, con 42 por ciento, seguido por la Unión Europea, con 12,5 por ciento. Los países de la Comunidad Andina son el 7,8 por ciento y a China llegó el 5,5 por ciento. De todas formas, el Banrepública señala que en los productos industriales (los más afectados) se ha visto sustitución que, además de Estados Unidos, incluye a China y Ecuador, con la venta de alimentos, metalúrgicos básicos y químicos. Los bienes resultaron fácilmente sustituibles El hecho que las compañías no hayan logrado una vocación exportadora más allá de Venezuela, da para pensar que una buena parte del comercio que se desarrolló entre los dos países se originó en excedentes de la producción para el mercado interno que lograron colocarse en el vecino país, dice el informe del Emisor. De la misma manera, la investigación dice que esto produjo una “desviación del comercio”, es decir que las empresas vendían en el mercado venezolano porque contaban con una serie de preferencias en ese país, pero no porque sus bienes fueran más competitivos que los de otros países en distintas condiciones. El estudio concluye que “por tener esta característica, han sido susceptibles de ser sustituídos por los suministrados por otros países que han recibido preferencias similares en el mercado venezolano. ANDRUI

Siga bajando para encontrar más contenido