Ventas abajo

Ventas abajo

POR:
noviembre 07 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-11-07

Que la situación económica es mala, es algo que ya se sabe. Pero una cosa es la descripción general del problema y otra los líos específicos de algunas compañías. Eso es lo que ha ocurrido en Estados Unidos, en donde parte de los almacenes más conocidos están sufriendo en carne propia la dureza de la recesión. Un caso extremo es el de las tiendas por departamentos Neiman Marcus, cuya clientela es gente de altos ingresos y que estuvo en los titulares hace unas semanas, cuando la excandidata vicepresidencial Sarah Palin compró allí vestidos y chaquetas por decenas de miles de dólares. Sin embargo, a pesar de esa 'ayuda' las ventas de la cadena cayeron 28 por ciento en octubre, un verdadero desplome.

Tampoco le fue mejor a Abercrombie & Fitch, enfocada a los jóvenes de alto poder adquisitivo, cuyos ingresos disminuyeron 20 por ciento, siendo también oscura la suerte de Saks y Gap, otros dos nombres reconocidos. En todos los casos quedó claro que los consumidores prefirieron a las tiendas de descuento, sacrificando su gusto por la ropa de marca. Pero allí no paran las preocupaciones. De acuerdo con los expertos, la temorada de navidad promete ser peor, pues las malas noticias se siguen acumulando y la desocupación va al alza. Con razón hay quienes predicen que más de uno de estos gigantes de la moda y el diseño puede desaparecer, si la gente prefiere ahorrar y no cambiar de 'pinta'. 

Siga bajando para encontrar más contenido