‘Ventas de autos comerciales muestran que el país va bien’

Gloria Stella Carrillo Martínez GERENTE GENERAL DE AUTOMOTORES LA FLORESTA Uno de los sectores que ha mostrado mayor crecimiento en los últimos dos años ha sido el automotor. El año pasado se vendieron 201.637 unidades, con un aumento del 37,5 por ciento respecto al 2005. Y el primer trimestre del 2007 confirmó el impulso, con la venta a concesionarios de 60.606 vehículos, un 48,2 por ciento más que durante los primeros tres meses del año anterior.

POR:
abril 30 de 2007 - 05:00 a.m.
2007-04-30

El mes de marzo fue particularmente bueno, se colocaron 22.629 unidades, frente a 14.151 del mismo mes del 2006. Gloria Carrillo, gerente general de Automotores La Floresta espera que el buen momento se extienda y que el año termine con cerca de 230.000 unidades vendidas. ¿Cuál fue el comportamiento de la industria durante el primer trimestre del año? El sector automotor siguió con la dinámica positiva que traía del año pasado, marcada por la confianza de los consumidores y los inversionistas en el país. La participación de los vehículos nacionales sigue creciendo, como se vio en las cifras de ventas al detal del mes de marzo, cuando GM-Colmotores colocó 8.298 unidades. Y en enero pasado se obtuvo la participación de mercado más alta del mundo entre los países donde General Motors tiene operaciones, 40 por ciento. ¿Cuáles son los segmentos de mayor crecimiento? La preferencia del mercado por está en los vehículos pequeños “small car”, por su versatilidad, economía y precio; el otro es el mini, donde el Chevrolet Spark logró el primer lugar en marzo, con ventas de 1.383. Otro fenómeno interesante ha sido el de los comerciales, de los cuales en el mes pasado se vendieron 2.378 unidades, un indicador interesante de la dinámica positiva de la economía del país. ¿Cuáles aspectos está impulsando el sector? Hay una amplia oferta y precios favorables por la revaluación. La industria también está mostrando niveles interesantes de madurez en atención al cliente, con las mejoras y modernización de nuestras instalaciones para que el cliente se sienta bien tratado. ¿Hasta qué punto los escándalos de la ‘parapolítica’ pueden afectar el desarrollo del país? Sobre el ambiente desfavorable que se pueda generar considero que el país ha madurado y el impacto de este tipo de situaciones coyunturales no tendrá mayores efectos en el largo plazo. ¿Cuáles considera que son las amenazas para el sector? Vemos pocas, más bien oportunidades, nos preocupamos por entregarles a los clientes los mejores productos. Todos los retos o competencia que se avecinen son bienvenidos, sin importar de dónde vengan. GM se ha consolidado como la empresa líder del sector durante 21 años. Habría que estar atentos a factores como el aumento en la inflación. ¿Qué espera del comportamiento del crédito? El Banco de la República ha subido las tasas de interés y es de esperarse que este fenómeno continúe, pero nosotros estamos respaldados con la financiera de nuestra corporación, que mantendrá un portafolio amplio para atender las necesidades de crédito de los clientes. ¿Cuáles son los proyectos? La industria le apunta a consolidar el crecimiento, ofreciendo productos modernos, que se acomoden a las necesidades de cada segmento del mercado. En Automotores La Floresta vamos a abrir otro concesionario en Bogotá, y a remodelar las instalaciones par mejorar la atención a los clientes. ¿Cuáles son las perspectivas para lo que resta del año? Mantener el crecimiento. La gente parece tener claro que las buenas condiciones se mantendrán, razón por la cual quienes adquieren vehículos a crédito, por ejemplo, no sienten temores porque desmejoren las condiciones. Las proyecciones de la industria para el final del año hacen prever que en el 2007 se venderán cerca de 230.000 unidades. "En lo que resta del año habrá que estar atentos a factores como el aumento en la inflación”. "El país ha madurado y por eso el impacto de la ‘parapolítica’ no afectará a la economía”. SU IMAGEN Gloria Carrillo estudió comercio exterior, pero se dedicó a su vocación comercial. Se vinculó en ventas de una empresa inmobiliaria y de allí pasó al sector automotor en Marcali, donde ocupó todas las posiciones en el área comercial. Pasó luego a Crump América y posteriormente se incorporó a Automotores La Floresta, como jefe de usados. Volvió a Marcali a reestructurar la compañía y hace dos años fue encargada de la gerencia general de Automotores La Floresta, con la misión de reorganizarlo y prepararlo para competir en un mercado muy dinámico.

Siga bajando para encontrar más contenido