Las ventas de autos pintan bien

El 2015 sería uno de los mejores años en comercialización de carros nuevos en Colombia.

All New Forester, XV Techno y la Outback 2015

Archivo particular

All New Forester, XV Techno y la Outback 2015

Finanzas
POR:
septiembre 24 de 2015 - 03:05 p.m.
2015-09-24

A pesar de la fuerte devaluación del peso frente al dólar, que hace que importar vehículos o las piezas para ensamblarlos en el país sea más costoso, el 2015 podría ser uno de los mejores cinco años de la industria, aunque por debajo del 2014, periodo récord en ventas para el sector automotor, con 328.526 unidades vendidas, según el informe del Comité Automotor Colombiano.

Dicho comité, conformado por Fenalco, la Andi y la firma Econometría, calcula que las ventas de carros nuevos a julio de este año han caído 5,4 por ciento frente al 2014 y que rondarán casi las 300.000 unidades vendidas cuando termine el 2015.

Por su parte, cifras de la entidad en mención revelan que julio del 2015 tuvo un buen comportamiento, con 26.608 unidades vendidas, lo que significó un incremento del 18 por ciento, en comparación con junio de este mismo año, aunque por debajo de julio del año anterior, cuando se comercializaron 27.650 vehículos nuevos de todo tipo.

Uno de los meses que más castigaron al sector en lo corrido de este año fue abril, cuando la comercialización se desplomó 16 por ciento con respecto al mismo mes del año pasado pero aun así, entre enero y julio del 2015 se vendieron 162.231 unidades.

El número acumulado de unidades del año contrasta con la cantidad vendida en el mismo periodo del 2014, cuando a julio ya se habían puesto a rodar 172.151 unidades nuevas, es decir, casi 10.000 más que este año y con una variable importante: el año pasado aún faltaba por celebrarse el Salón Internacional del Automóvil en Bogotá, un evento que ayuda a mover la venta de unidades.

En el 2015 no hay Salón del Automóvil y no vienen lanzamientos grandes de modelos por parte de los grandes ensambladores y fabricantes colombianos, más allá de que Renault-Sofasa presentó en días pasados el nuevo Logan, un vehículo de nivel de entrada que se vende muy bien entre las familias del país.

Claro está que hay que tener en cuenta que, históricamente, el segundo semestre exhibe un mejor comportamiento que el primero, pero este año está muy marcado por un dólar cada vez más fuerte.

Según Juan Manuel García, gerente de proyectos de Econometría S.A., a pesar de la escalada del precio del dólar, “las ventas de enero a julio en Colombia han sido el 55 por ciento de la meta del año”, lo cual es, en opinión del experto, “uno de los mejores comportamientos de ventas en Suramérica”.

En contraste con lo que piensan algunos actores del sector, quienes ven nubarrones para el segundo semestre de este 2015 por cuenta del precio del dólar, algunos directivos gremiales, como Eduardo Visbal, vicepresidente de Comercio Exterior y Sector Automotor de Fenalco, afirman que los consumidores siguen su tendencia hacia la compra de vehículos. “Las matrículas de 26.587 unidades en julio demuestran que el segundo semestre será mejor para el sector, porque además empiezan a llegar los modelos 2016”, apunta Visbal.

Por el lado de la inversión en la industria, Juliana Rico, directora de la Cámara Automotriz de la Andi, opina que “sigue creciendo el interés de inversionistas internacionales por la industria colombiana”.

No todos son tan optimistas

Varias voces del sector contrastan con lo que dicen los miembros del Comité Automotor Colombiano, respecto del buen desempeño del sector automotor cuando termine el 2015.

Para Oliverio Enrique García, director ejecutivo de la Asociación Colombiana de Vehículos Automotores Andemos, “este año se espera un descenso en el mercado de un 15 por ciento”.

Este directivo gremial esgrime tres factores que explican dicho comportamiento: “primero, la caída en los precios del petróleo, que tiene directa incidencia en la devaluación del peso; segundo, los mayores tributos que afectan el consumo interno y la inversión extranjera; y tercero, el índice de confianza de los consumidores ante el panorama económico”.

Más que la subida del dólar, lo que afecta el mercado es la incertidumbre de qué va a suceder, como lo explica Iván Pérez, gerente comercial del Grupo Premier, que comercializa Jaguar y Land Rover y quien también ve una disminución de las ventas entre 15 y 18 por ciento en relación con las del año pasado: “La constante devaluación del peso hace que se mantenga un ambiente de mucha incertidumbre y quien tiene el poder adquisitivo tiende a detener o posponer sus decisiones de gasto”, comenta.

Adicionalmente, el ejecutivo de Premier dice que la situación podría complicarse aún más, en caso de que el precio del dólar siga su tendencia ascendente: “La contracción general del mercado automotor para cierre de año podría alcanzar hasta un 30 por ciento, dependiendo del comportamiento que mantenga la devaluación del peso colombiano”, agrega Pérez, a la vez que recuerda que los volúmenes alcanzados durante el primer semestre se encuentran muy influenciados por los autos vendidos durante el Salón del Automóvil del año pasado y que fueron entregados en este 2015.