Verdades y mentiras sobre la calvicie de los hombres, según experto

Alrededor del tema se han tejido muchos mitos que ya pocos saben qué tan acertados son. Lo primero que hay que saber es en muchos casos la alopecia puede ser reversible.

POR:
mayo 22 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-05-22

La caída del pelo es un asunto estético, pero ante todo es un problema médico. Se considera que la alopecia androgenética o calvicie como tal (la forma más frecuente de pérdida del pelo) es la manifestación clínica de varias patologías que pueden ser de origen genético, congénito o adquirido; puede presentarse en forma generalizada, con la caída de todo el pelo o localizada, en zonas (parches), con patrones difusos o en placas.

Lo cierto es que los expertos aseguran que la alopecia es potencialmente reversible, pero dependiendo del caso. Estas son algunas dudas de los hombres y que los especialistas hoy aclaran. La calvicie está genéticamente determinada.

Sí. Es mucho más frecuente en varones que en mujeres (las menores de 40 años se benefician de la influencia protectora de los estrógenos u hormonas femeninas).

Los calvos tienen mucha testosterona

Falso. Aunque sí está mediada por los andrógenos (hormonas masculinas), la pérdida de pelo no tiene que ver con la cantidad de ellas en el organismo. El problema está dado por una alteración de los receptores y de las enzimas localizadas en el folículo piloso, que lo hacen más sensible a tales hormonas.

Los calvos son más peludos en otras partes

Es relativo. Eso depende de la genética y la raza. Mientras en el resto del cuerpo receptores y enzimas hacen que el pelo se convierta en terminal (pelo desarrollado), en la cabeza logran el proceso contrario: que alcance un estado intermedio entre terminal y vello.

El estrés tumba el pelo

Dentro de la alopecia hay un tipo especial asociado con el estrés: la areata, que afecta a 1,7 por ciento de la población mundial. Puede presentarse en forma de parches o total. La primera tiene cierta asociación con el estrés y ocurre cuando una persona enfrenta choques emocionales importantes. Al parecer, quienes la sufren tienen predisposición genética a ella. Estas personas tienen una especie umbral de aguante que, ante eventos como los mencionados, rebasan, dando paso a la enfermedad.

Se cree que cuando es total, no se trata solo de estrés, sino de otras causas asociadas. Es considerada casi una enfermedad autoinmune, pues algo logra penetrar los folículos pilosos y afectarlos. Por lo general, la areata parcial es reversible y tiene tratamientos; con la total se encuentran cada vez más casos de personas que no responden a ellos.

Siga bajando para encontrar más contenido