Estado vergonzante

Mientras la teoría dominante pregona que el mercado debe regular la asignación de recursos y que la intervención del Estado sólo genera distorsiones, los gobiernos aumentan su activismo regulador, el déficit fiscal persiste y el tamaño estatal sigue aumentando. Incluso un estudio del Banco Mundial, vocero de un Estado mínimo para que sea mas transparente, demuestra que tras un cuarto de siglo la evidencia empírica señala que su tamaño aumenta y la corrupción persiste.

POR:
julio 29 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-07-29

Ahora cabe preguntarse: si el Estado ha vendido sus principales activos en energía, telecomunicaciones, televisión, puertos, salud, educación, ¿por qué persiste el déficit? ¿A dónde han ido a parar los ingresos de estas privatizaciones? Y si los gobiernos han transferido a manos privadas gran parte de la prestación de servicios públicos, ¿no cabría esperar que retorne a los ciudadanos los impuestos pagados por aquellos servicios que ya no presta? Si la teoría postula que el Estado debe limitarse a garantizar la seguridad de sus ciudadanos, ¿por qué crece la vigilancia privada? Además, si el Estado toma hoy deuda externa e interna, además del aumento de los impuestos (sobre todo al trabajo y al consumo), ¿cómo hará para pagar su nómina cuando se venzan dichas acreencias? En condiciones de crisis como la que vive hoy la economía mundial, los mismos que propugnan por un Estado no interventor exigen su presencia para salvar a las empresas en crisis. La FED acordó prestar dinero a Fannie Mae y Freddie Mac, las dos principales agencias hipotecarias de Estados Unidos, y las comisiones estatales de servicios públicos están recuperando el control perdido durante la desregulación. Como la FED ha logrado reducir la inflación y limitar la profundidad de las recesiones, ahora hay políticos proponiendo un gobierno más activo a través de agencias que dependan más de expertos que de políticos; pero persiste el malestar porque después de tres años del huracán ‘Katrina’ las agencias responsables no han logrado reconstruir New Orleans. En todo caso es tan evidente el cambio de percepción frente al problema, que el 53 por ciento de la población quiere que el Gobierno haga más para resolver la crisis, y el candidato Mc Cain está dispuesto a que el Gobierno rescate a General Motors si se ve amenazada de quiebra. Entre tanto, Obama quiere aumentar el gasto en puentes, ferrocarriles e infraestructura, pero ha expresado su temor de que los políticos asignen los fondos de modo clientelista. Para ello propuso crear un banco de 6 mil millones similar a la compañía de Seguros del Depósito Federal, cuyos miembros tengan mandatos escalonados para asegurar su independencia política. Además, hay cada vez más consenso entre los analistas en el sentido de que la crisis hipotecaria es atribuible a la regulación laxa que hizo Greenspan de los bancos a su cargo. * Profesor de las U. Nacional y Externado Es tan evidente el cambio de percepción frente al proble- ma, que el 53 por ciento de la población quiere que el Gobierno haga más para resolver la crisis.ANDRUI

Siga bajando para encontrar más contenido