Vía Bogotá-Villavicencio estrena sistema de control

Indra implantará la tecnología de gestión de tráfico para los 18 túneles de la doble calzada e invertirá cerca de $ 62 mil millones.

Sistema de control vía Bogotá-Villavicencio.

Archivo particular

Sistema de control vía Bogotá-Villavicencio.

POR:
mayo 06 de 2014 - 02:22 a.m.
2014-05-06

Coviandes adjudicó a la multinacional Indra el diseño, instalación y puesta en marcha de los sistemas inteligentes de tráfico, control y comunicaciones para los nuevos 45 kilómetros de la autopista que comunica a Bogotá con Villavicencio.

Un avanzado centro de control, dotado con la solución Horus de Indra, se integrará con los dos centros existentes, implantados también por la compañía.

Así, Indra se convierte en socio tecnológico de Coviandes en este proyecto. El diseño, instalación y puesta en marcha de los sistemas inteligentes de tráfico (ITS), control y comunicaciones para los nuevos 45 kilómetros de la doble calzada Bogotá-Villavicencio, tendrá un valor cercano a los 25 millones de euros (cerca de $ 62 mil millones).

Con estas soluciones se controlarán los 18 túneles, 41 puentes y tres viaductos de la doble calzada. Un nuevo centro de control operativo, situado en Naranjal, gestionará el tráfico en los ocho sectores en que se divide la nueva calzada y se integrará con los centros de control -ya operativos- de Boquerón y Buenavista, implantados también por Indra en proyectos previos.

El centro de Naranjal estará dotado con la solución de gestión integrada de carreteras y túneles Horus de Indra, que permite manejar de forma centralizada los diferentes sistemas dispuestos en los nuevos túneles, que la concesionaria diseñó siguiendo estándares de seguridad europeos para garantizar la máxima seguridad y operatividad, tanto en la gestión cotidiana como en situaciones de emergencia. Este aspecto es de crucial importancia, ya que se trata de un trazado por el que circulan más de 1.200 vehículos con mercancías peligrosas cada día.

Con esta tecnología los operadores podrán controlar en todo momento el estado de la vía y disponer de información en tiempo real para la toma de decisiones. Además, se ofrecerá a los conductores mayor seguridad y calidad del servicio, contribuyendo a reducir el riesgo de incidentes, optimizando la utilización de los recursos.

Siga bajando para encontrar más contenido