Por vía, se frenaría Hidrosogamoso

Gremios y dirigentes denuncian serias fallas en nuevo tramo que uniría Bucaramanga con Barrancabermeja.

POR:
febrero 15 de 2013 - 12:51 a.m.
2013-02-15

La Gobernación de Santander y gremios económicos locales se opondrían a que Isagén inunde los terrenos de la hidroeléctrica que construye sobre el río Sogamoso si la entidad no garantiza la estabilidad del nuevo trayecto vial que construye entre Barrancabermeja y Bucaramanga, tramo que registra serios inconvenientes geológicos.

Un estudio de la Cámara de Comercio de Bucaramanga y la Sociedad Santandereana de Ingenieros reveló que la nueva calzada tiene problemas geológicos y geotécnicos mucho más graves que la vía actual, pues se evidencia la inestabilidad del terreno, hay deslizamientos de las laderas y las obras de concreto están fallando por los constantes movimientos del suelo.

Tras visitar el sector donde, con una inversión cercana a los 150.000 millones de pesos, Isagén construye 11,5 kilómetros y dos túneles que reemplazarán el tramo que formará parte de la presa, el gobernador de Santander, Richard Aguilar, precisó que su gobierno no permitirá el llenado de la presa hasta que se asegure una solución vial estable y definitiva.

“La inundación (programada para diciembre del 2014) se debe postergar. Esta obra debió entregarse el 24 de diciembre del 2012 (..) El panorama no es alentador (...) Se está prácticamente construyendo una vía sobre arcilla”, manifestó Aguilar.

A pesar de los inconvenientes registrados durante la construcción del tramo, obra que se ejecuta desde hace dos años, Isagén insiste en que terminará la alternativa vial, por ser parte del plan del manejo ambiental de la hidroeléctrica y un compromiso adquirido con la comunidad de la región.

María Luz Pérez, gerente de Proyectos de Generación de la empresa generadora de energía, aseguró que Isagén tomó las medidas que, según ella, se requieren para garantizar la estabilidad de la vía.

“La vía actual también tiene fallas y conecta a las dos ciudades sin ningún inconveniente. Es el corredor autorizado por el Ministerio del Medio Ambiente y, en ese sentido, estamos construyendo. Faltan kilómetros por ejecutarse y después de la entrega de la obra, vamos a dar una garantía de 5 años”, recalcó Pérez.

Desde 1964, la carretera entre Bucaramanga y Barranca ha registrado varios cierres totales por los constantes movimientos e inestabilidad del terreno.

Las dos principales ciudades de Santander han quedado incomunicadas en los años 1964, 1967, 1975, 1983, 2005 y 2010.

Leonardo Quintero / Corresponsal Portafolio

Siga bajando para encontrar más contenido