Por vía telefónica se intenta 'remendar' el TLC con Europa

El presidente Uribe llamó al Presidente de la Comisión Europea, y luego los negociadores, también por teléfono, comenzaron a buscar la posibilidad de cambiar lo que se 'acordó' el lunes en Bruselas.

POR:
marzo 04 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-03-04

El sector lechero colombiano se está jugando su futuro estos días, pues en la negociación del TLC con la Unión Europea (UE), oficialmente cerrada desde el lunes, desaparecen las franjas de precios, mecanismo de protección de la producción nacional que permite contrarrestar las variaciones de los precios internacionales del líquido y sus derivados.

Ayer, vía telefónica, negociadores de Colombia, previas consultas con el sector privado, y la UE iniciaron la búsqueda de alternativas a la eliminación de la franja de precios, aunque el presidente de Fedegán, José Félix Lafaurie, enfatizó en que hará todo lo que esté a su alcance para que se llegue a un acuerdo que favorezca al sector, porque con el de Bruselas, el lunes pasado, "la leche subsidiada que llegaría de la UE arrasaría con miles de pequeños productores".

En su reunión del 8 de febrero, el Consejo Superior de Comercio Exterior (la instancia que traza la política del sector) decidió, como instrucción para el equipo negociador colombiano que iría a la ronda de Bruselas, que la franja de precios no era negociable, es decir, que no se desmontaría.

Sin embargo, ya en la capital belga, y ante la insistencia europea para eliminar la franja de precios y obtener las mismas concesiones dadas por Colombia a Estados Unidos, en la madrugada del lunes el equipo colombiano se comunicó con el presidente Uribe, quien había viajado a Montevideo a la posesión de José Alberto Mujica, y le planteó la situación.

Uribe, según diferentes fuentes, quien estaba enterado de que el sector privado y el viceministro de Agricultura habían salido de Bruselas un día antes, condicionó un acuerdo en ese sentido a que este fuera avalado posteriormente por los gremios del ramo agropecuario.

Y ese condicionamiento fue el que ayer Uribe le recordó al presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, en una conversación telefónica antes del mediodía en la que le comunicó que ni la SAC ni Fedegán ni Asoleche apoyaban lo 'acordado' en Bruselas y pedían revisar.

Dicha revisión fue la que comenzó ayer, vía telefónica, entre los equipos equipos negociadores y sobre la cual no se anticipa su desenlace. De ser favorable, debería incluir, en opinión del presidente de Fedegán, apoyo de la Unión Europea en ciencia y tecnología que le permita a la cadena lechera colombiana llegar con sus productos al mercado comunitario cuando rija el TLC.

De todas maneras, Lafaurie demanda una agenda interna exigente y detallada para reconvertir la ganadería, que incluya acuerdos formales a no menos de 10 años, que bien pueden plasmarse en leyes; incluso, si es necesario, expedir un documento Conpes.

Siga bajando para encontrar más contenido