Viajar al Parque Tayrona en Santa Marta puede ser renovador si se incluyen clases de yoga

Entre los maestros están Adriana Silva o Ana Muriel. El Tayrona es conocido como el Tibet de Latinoamérica.

POR:
mayo 02 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-05-02

Cada uno aborda sus propias técnicas: hay por ejemplo retiros de yoga y ayurveda, un sistema curativo que tiene más de 5.000 años, capaz de transformar el cuerpo y la mente, a fin de producir un cambio de conciencia que se va dando naturalmente con la práctica de la meditación, la introducción de nuevos hábitos de alimentación y el automasaje, que activa la capacidad autocurativa y lleva a un estado de bienestar, tanto físico como mental. En este caso, la inversión es de 870 mil pesos e incluye la entrada al Parque Tayrona, el transporte terrestre desde Santa Marta, transporte en lancha, alojamiento y alimentación.

Otro es el caso de la práctica de Jivamukti yoga, un método integral en el cual se profundiza en la filosofía de los textos de yoga, la devoción o Bhakti, la meditación, pranayamas, música y la dinámica desintoxicante de secuencias de posturas que fluyen una detrás de otra. "El tópico que se aborda en este retiro de cinco días es el de 'Paz, paz, paz, Divina paz' donde se desarrolla una práctica física, mental y emocional sólida, que tiene como base el concepto de Rasa Shanti, o estado pacífico, sereno y luminoso en el cual el alma vibra para guiarnos sabiamente", concluye Ana Muriel, directora de Yoga Studio Colombia.

El sitio está entre la bahía de Gayraca y Chengue, a 45 minutos de Santa Marta por tierra y 5 en lancha. Cuesta 740 mil pesos.
Informes: 3158005791.

Siga bajando para encontrar más contenido