Viene gran revolcón en negocio del gas

El ministro de Minas y Energía Carlos Rodado anunció importantes cambios en este sector.

POR:
mayo 12 de 2011 - 12:27 a.m.
2011-05-12

 

Liberación de exportaciones y más inversiones en capacidad de transporte y almacenamiento son algunos elementos que anuncia el ministro de Minas y Energía, Carlos Rodado Noriega.

Los meses transcurridos desde cuando asumió el cargo no han sido fáciles para el ministro de Minas y Energía, Carlos Rodado Noriega.

El funcionario ha estado en el ojo del huracán por cuenta de temas que van desde el auge del sector minero y su impacto sobre el medio ambiente hasta los precios de la gasolina, como lo comprobó un duro debate en el Congreso hace un par de días.

“De pronto no hay suficiente información sobre lo que significa administrar el sector”, sostiene Rodado. “Los desafíos son colosales y no se pueden resolver de la noche a la mañana”, agrega.

Y es que dentro de los diversos temas que tiene a su cargo en la cartera de Minas y Energía se encuentran el desarrollo petrolero, el auge de la minería, el control de las explotaciones ilegales, la promoción del gas natural y la senda de expansión del sector eléctrico.

Todo esto tiene lugar al tiempo que se ha emprendido una profunda reforma institucional que incluye la creación de la Agencia Nacional Minera, ajustes a la Agencia Nacional de Hidrocarburos y a diferentes entidades dentro del propio Ministerio, al igual que una redefinición del papel de Ingeominas.

Tales cambios están condicionados a la obtención de recursos del Presupuesto Nacional. “No queremos simplemente cambiarle el nombre a diferentes instituciones para que sigan haciendo su labor en forma precaria”, sostiene Rodado.

La justificación de mayores fondos se apoya en la generación de recursos que trae la actividad. Tan sólo en el caso del petróleo la generación de recursos durante el cuatrienio ascendería a 44.000 millones de dólares, por concepto de impuestos, regalías y dividendos girados al Gobierno Central y a los entes territoriales.

Ese cálculo es resultado de un auge innegable en la actividad. La información según la cual las exportaciones petroleras tuvieron un crecimiento del 62 por ciento en el primer trimestre del 2011, llegando a 5.931 millones de dólares, comprueba que el fuerte ritmo de años recientes continúa.

Si bien los altos precios en el mercado internacional han ayudado, también ha repuntado la producción.

En los meses transcurridos de agosto a marzo pasó de 783.000 a 903.000 barriles de crudo por día, lo cual hace prever que la meta del millón de barriles no está lejana.

El fundamento de ese pronóstico está asociado también a la intensa actividad exploratoria. El objetivo gubernamental implica la perforación de 570 pozos durante el cuatrienio actual, una cifra ambiciosa pero posible. Entre enero y mayo, por ejemplo, deberían completarse 59 pozos, lo que quiere decir que se está avanzando de acuerdo con lo programado. “Estamos creciendo en crudos pesados, que son más difíciles y costosos de extraer del subsuelo, pero teniendo en cuenta las cotizaciones internacionales vemos un gran porvenir”, dijo Rodado.

EL RETO GAS

También son grandes las esperanzas en lo que concierne el gas natural. Con una capacidad de 1.100 millones de pies cúbicos diarios, la meta es llevarla a 1.350 millones en el 2014.

En tal sentido, el aumento en la producción de Cusiana y de varios campos en la Costa Atlántica, así como la próxima entrada al sistema de los yacimientos de Gibraltar, permiten mantener el optimismo.

A lo anterior hay que agregar las perspectivas de las exploraciones en el Mar Caribe que adelantan varias multinacionales, al igual que Ecopetrol. De la misma forma, se ha abierto un nuevo escenario con los depósitos que se encuentran en los yacimientos de carbón, gracias al desarrollo de nuevas tecnologías.

El éxito en la materia es clave para aumentar las reservas del país, que podrían ser insuficientes para atender la demanda interna después del 2017. No obstante, el Ministerio mantiene su fe.

“Esto tiene que salir bien”, subrayó Rodado. Dentro de las iniciativas más importantes en esta área está la de impulsar una planta que tendría un valor cercano a los 250 millones de dólares y tendría como propósito regasificar los sistemas de distribución, ya sea con gas almacenado o traído de otros países. Esa instalación estaría ubicada en alguno de los puertos caribeños y tendría que estar lista en menos de tres años.

Con el fin de que se adelanten las inversiones en la actividad y se superen los cuellos de botella actuales en lo que hace al transporte de gas, el Gobierno planea expedir un decreto que reforma el que salió a la luz pública a finales de la administración Uribe. El compendio de nuevas reglas tiene nerviosos a quienes trabajan en el sector, pero el Ministro insistió en que se ha hecho una labor de socialización para ambientar la medida.

Dentro de los cambios que vienen tal vez el más significativo sea el de liberar las exportaciones de gas, con el fin de impulsar la búsqueda del mismo. Lo anterior, afirmó el funcionario, no implica que los consumidores deban preocuparse, pues es claro que existe una demanda esencial que debe ser atendida en el país y que incluye a los sectores residenciales, los vehículos, las estaciones compresoras y las refinerías.

Los desafíos del sector minero

Con más de 9.000 títulos mineros expedidos y 25.000 bocaminas en operación, el desafío del Ministerio a la hora de poner a los productores en cintura es grande. A pesar de ello, se han intensificado las visitas en Boyacá, Cundinamarca, Norte de Santander y Antioquia, que concentran el 90% de los accidentes mortales de los últimos meses.

El resultado ha sido el cierre o la suspensión de más de un centenar de explotaciones. Lo anterior se ha logrado a pesar de que el Código de Minas tiene limitaciones y de los escasos recursos humanos disponibles para adelantar labores preventivas y de control.

A pesar de esas circunstancias, hay buenas expectativas. “En la Ley del Plan de Desarrollo logramos aumentar el tope de las multas de 30 a mil salarios mínimos mensuales”, dijo Rodado. “También en el nuevo régimen de regalías se podrían destinar hasta un 2% de los recursos a labores de fiscalización y cartografía”, agregó.

Mientras eso pasa, el diseño de la Agencia Nacional Minera avanza, al mismo tiempo que la redefinición de Ingeominas y de los entes del propio Ministerio. “El reto es responder al crecimiento de la minería y tener la capacidad institucional para controlar las explotaciones legales y combatir las ilegales”, dijo.

Siga bajando para encontrar más contenido