¿Lo que viene es una reforma financiera o cambios en pensiones?

Luego de un rápido paso por las comisiones económicas del Congreso, el proyecto de ley de reforma financiera se prepara para su paso en las plenarias, y desde ya varios parlamentarios han anunciado que la discusión va estar bastante movida, pues los temas más importantes fueron votados sin discusión alguna, especialmente los cambios que se proponen en materia pensional, que algunos dicen implican una completa reforma en esa materia.

POR:
julio 21 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-07-21

El representante Gilberto Rondón, quien fue ponente, admite que se votaron muchos artículos sin discutirlos, pues el compromiso era pasar las propuestas tanto de iniciativa gubernamental como parlamentaria para analizarlas en plenaria. Solo se sacaron unos pocos temas (como la pensión por debajo del mínimo), aunque ya anunció su oposición a los cambios pensionales que se plantean. La modificación más importante que propone este proyecto es la creación de tres alternativas de inversión para quienes cotizan a los fondos de pensiones obligatorias. Esta modalidad, que se denomina multifondos, busca que las inversiones se ajusten al riesgo que cada quien está dispuesto a aguantar, bajo la premisa de que los más jóvenes optarán por la alternativa más arriesgada y los más viejos por la conservadora. Quienes están en el medio, se inclinarían por la alternativa moderada. El nivel de riesgo dependerá, entre otras cosas, del porcentaje que se invierta en acciones. El principal temor frente a este cambio tiene que ver con el manejo de la información hacia los afiliados, pues si actualmente no entienden muy bien cómo funcionan sus fondos de pensiones, ¿cómo será cuando tenga que decidir cuál de las tres alternativas escoger? En el Ministerio de Hacienda, desde donde se promueve este cambio, coinciden en que el nuevo esquema exige una actitud más activa por parte del consumidor financiero, pero también exige deberes a las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP) en materia de información. Agregan que para dar claridad, la reforma también incluye un fortalecimiento del régimen de protección al consumidor financiero, el cual se fundamenta en el suministro de información que propicie la adecuada selección y manejo de los servicios financieros, la debida diligencia en la prestación de servicios y la consolidación de la Defensoría del Cliente. MÁS PAGOS PARA LOS ADMINISTRADORES DE LOS FONDOS El proyecto que será discutido plantea también un cambio en el esquema de comisiones que reciben las AFP por administrar los recursos de sus afiliados. La idea es que estos ingresos se dividan en dos partes: una que se calcule tal como se hace hoy, es decir, un porcentaje fijo sobre los aportes que se recauden y, otra, variable que remunere un mejor desempeño en la administración de los recursos. Los montos y las condiciones de la segunda comisión serán establecidos por el Gobierno cuando reglamente la reforma. Sin embargo, para Asobonos es inconveniente, injusto e improcedente que se establezca esa comisión de buen desempeño, “la cual se supone deben pagar los afiliados cuando los rendimientos superen las expectativas fijadas, pero no se ha tenido en cuenta que ese mayor rendimiento logrado en un período determinado puede perderse en uno siguiente”. Entonces, ¿si se pierde, las AFP devolverían la comisión? La experiencia pasada aconseja más información Otra visión tienen los afiliados y, específicamente, los pensionados de las AFP, para quienes el tema de la información es vital, dada la experiencia que han tenido con los actuales fondos. Los 5.305 jubilados por vejez que a mayo tenían las AFP, en su mayoría vienen trasladados del Seguro Social y muchos de ellos admiten que se cambiaron sin entender muy bien las características de cada sistema, lo que les generó serios problemas. “Cuando se crearon los dos regímenes con la Ley 100 de 1993, se libró una batalla publicitaria, comercial y de información entre el ISS y las AFP, que lejos de ser transparente, clara y veraz, lo que generó fue todo lo contrario; caos, confusión y la desinformación de los derechos pensionales, sus características, requisitos, bondades, virtudes y conveniencias para los afiliados. Como resultado, muchos de quienes se trasladaron del Seguro Social a los fondos, han tenido que regresar al ISS y otros que no alcanzaron a hacerlo perdieron importantes ventajas económicas”, sostiene Salvador Patiño Uricoechea, presidente de la Asociación Colombiana de Titulares de Bonos Pensionales (Asobonos). Se pregunta quién va a garantizar que no ocurra lo mismo con los multifondos. ¿La ley debería fijar sanciones a las entidades por la mala información suministrada a los usuarios, sobre todo si genera perjuicios a los consumidores?, sentencia. ‘COMISIONES SÉPTIMAS TAMBIÉN DEBERÍAN ESTUDIAR EL TEMA’ La creación de los multifondos, el cambio en el esquema de comisiones de las AFP, así como el establecimiento de una garantía a través del Fogafín para que rentabilidad real de los aportes a los fondos de pensiones, calculada al momento del reconocimiento de la jubilación, nunca sea negativa (es decir, que no quede por debajo de la inflación) son algunos de los cambios que a ojo de los expertos implican que la reforma financiera, es más una reforma pensional que cualquier otra cosa, y que por ende debería haber sido estudiada por las Comisiones Séptimas del Congreso y no por las Terceras. Asobonos, el gremio de los pensionados de las AFP, teme además que con la implementación de los multifondos se ponga en riesgo el principio Constitucional de la solidaridad de los fondos de pensiones, dado que la mayoría de afiliados estarían por su edad en la alternativa de alto riesgo, lo que implicaría que su solidaridad quedaría sujeta al rendimiento de su inversión. Así mismo, Asobonos se pregunta por qué Fogafín va a garantizar que la rentabilidad de los aportes no sea negativa, pero no protegería la rentabilidad de las pensiones. WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido