Viene relevo en presidencia de Cámara de Comercio de Bogotá

‘Sonajero’ incluye a Mónica de Greiff, quien acaba de dejar la jefatura de la Empresa de Energía de Bogotá, pero no necesariamente le interesa el cargo.

Consuelo Caldas, presidenta de la CCB.

Portafolio.co

Consuelo Caldas, presidenta de la CCB.

POR:
febrero 13 de 2013 - 12:23 a.m.
2013-02-13

El próximo 21 de febrero, la junta directiva de la Cámara de Comercio de Bogotá podría escoger el nombre del sucesor de la presidente de dicha entidad, Consuelo Caldas. No obstante, para que ello ocurra, dicho cuerpo tiene que recibir formalmente la carta de renuncia de la ejecutiva, que lleva algo más de dos años en la institución.

“Es claro que Consuelo se va, pero no nos lo han comunicado”, le dijo a Portafolio uno de los integrantes de la junta. A pesar de esa circunstancia, el ‘sonajero’ ya empezó a sentirse e incluye nombres como el de Mónica de Greiff, quien viene de dejar la presidencia de la Empresa de Energía de Bogotá, pero a quien no necesariamente está interesada en el cargo.

La sorpresiva salida de Caldas generó reacciones encontradas, dada su presunta cercanía con la Casa de Nariño. Sin embargo, fue un mensaje de Juan Manuel Santos, transmitido por el exsecretario general de la Presidencia de la República, Juan Hernández, el que llevó a la titular de la Cámara a dimitir.

“Hubo un error de forma”, comentó un conocedor de la situación. No obstante, el Gobierno Nacional había hecho saber su descontento sobre el papel jugado por la Cámara frente a la administración de Gustavo Petro. “La alcaldía necesita más interlocución y la institución, un liderazgo diferente, dadas las circunstancias que atraviesa la ciudad”, agregó la fuente.

Ahora, las especulaciones pasan al terreno de quién podría suceder a Caldas. Más allá de los nombres que se mencionan, hay inquietudes por las profundas divisiones que pueden aparecer en la junta directiva, en donde cuatro de los doce puestos son ocupados por representantes del Gobierno Nacional y los ocho restantes por personas que vienen del sector privado.

Como sobre el papel los segundos podrían imponerse ante los primeros, la esperanza es que se llegue a una solución de consenso. En tal sentido, hay que esperar cómo se agita el abanico de postulantes y si la Casa de Nariño hace un guiño que resulte tan efectivo como el que sacó a Consuelo Caldas de la Cámara de Comercio.

Siga bajando para encontrar más contenido