Este viernes, el Emisor vota sin los nuevos codirectores

Ana Fernanda Maiguashca y Adolfo Meisel, nombrados como miembros de la junta del Banco de la República. Hoy, nueva decisión sobre tasas de interés.

POR:
febrero 22 de 2013 - 01:07 a.m.
2013-02-22

Con dos codirectores nuevos nombrados, pero no posesionados, lo que impide que tomen parte en las decisiones, el Banco de la República llega hoy a la reunión de su junta directiva en una sesión en la que la mayoría de analistas cree que bajarán de nuevo las tasas de interés.

Ana Fernanda Maiguashca, viceministra de Hacienda, y Adolfo Meisel, gerente del Banco de la República en Cartagena, son los nuevos miembros de la junta directiva nombrados por el presidente Juan Manuel Santos, en remplazo de Fernando Tenjo y Juan José Echavarría, que dejaron sus cargos el 31 de enero. Maiguashca es la segunda mujer en la junta, luego de María Mercedes Cuéllar (1991-1996).

Para poder tomar una decisión, debe haber al menos cuatro votos en favor. Según un sondeo de Bloomberg, el 89 por ciento de expertos consultados cree que hoy las tasas bajarán a 3,75 por ciento, y el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, ya cantó ayer su voto en ese sentido.

El Emisor ha bajado las tasas cinco veces en siete meses ante el debilitamiento del crecimiento del país.

‘Ortodoxo; no fundamentalista’

¿En cuál escuela económica se enmarca?
Soy un diletante profesional en el sentido de que no me encasillo solamente en una cosa. Me identifico mucho con Albert Hirschman, uno de los economistas más importantes en la economía del desarrollo. Soy un economista bastante ortodoxo, sin ser fundamentalista.

¿Qué es un economista fundamentalista?
Es tener un convencimiento exagerado de la capacidad de los mercados o de la acción pública. Creo que hay que tener muchos equilibrios.

¿Y qué es el economista ortodoxo?

Son los que creen en el mercado. Yo creo en el mercado. En la oferta y la demanda, pero con el entendimiento de que no siempre los mercados funcionan de la mejor manera.

¿Es necesario que los entes reguladores intervengan en algún momento?

Muchas veces tienen que intervenir cuando hay fallas de mercado y hay funciones que son naturalmente del Estado, como la seguridad.

¿Cómo ha visto el comportamiento reciente de la economía colombiana?

Va por un buen sendero en el sentido de que el empleo mejora. Los indicadores fundamentales van bien. Colombia evoluciona bien pese a los problemas de la economía internacional que golpean desigualmente a las regiones.

Colombia tiene que pensar en temas de largo plazo y cómo hacer que nuestra economía crezca aceleradamente para generar empleo de calidad. Eso se logra con inversión, con innovación, con formación de capital humano. Esos son los grandes retos.

¿El país se está desindustrializando?

Eso hay que mirarlo con mucho cuidado, porque si se analizan las cifras brutas puede sobreestimarse la desindustrialización en la medida en que la industria, en el proceso de ser más competitiva, ha subcontratado algunos negocios que no son de su esencia.

 

 

 

¿De cuál escuela económica se considera?

De la escuela que entiende bien los problemas que se están tratando de resolver.
¿Es una economista ortodoxa?

Me considero una economista juiciosa.

¿Es partidaria de que el libre mercado debe solucionar los problemas de la economía, o de que el Estado debe intervenir en algún momento?
Soy partidaria de que cada problema hay que estudiarlo y ver en el momento adecuado qué corresponde hacer. No creo que sea válido pensar que siempre hay una respuesta de un lado o de otro.

¿No le disgustaría que en algún momento dado el Estado intervenga en el libre mercado?

Soy una reguladora que, por definición, es quien determina que debe haber una regulación para que el mercado pueda operar.

Hay quienes plantean que la Superintendencia Financiera debe hacer parte del Banco de la República. ¿Qué opina?

Las complejidades de la supervisión integrada que tiene hoy la Superintendencia Financiera son muy distintas a las de otros bancos centrales que tienen la supervisión en sus responsabilidades.

Me parece que el arreglo institucional que tenemos hoy ha sido construido con mucho esfuerzo y que funciona. Esto ha demostrado en muchísimos eventos las bondades que reviste. Sin embargo, en estos mundos hay gente que ve lo que pasó de malo y no las cosas que se evitaron.

¿Se requiere más coordinación para mejorar la regulación?
El modelo funciona y tenemos una red de coordinación financiera que trabaja bien. Permanentemente estamos tratando de mejorar la forma en que interactuamos el Banco de la República, la Superintendencia Financiera, el Fogafín y el Ministerio de Hacienda, que son las entidades que hacen parte de esa red.

¿Cómo ha visto el comportamiento de la economía colombiana? ¿Se necesita un nuevo empujón?

Responderé cuando me posesione en la junta.

¿Va a estar (hoy) en la junta del Banco?

No me he posesionado y por eso no puedo tomar parte de la discusión.

Fernando González P. / Subeditor de Economía y Negocios

Siga bajando para encontrar más contenido