El vino, un aliado de una alimentación saludable

Desde hace 12 años, diferentes estudios han encontrado que el consumo moderado de bebidas fermentadas con bajos niveles de alcohol, particularmente el vino, contribuye a reducir el riesgo de enfermedades coronarias.

POR:
agosto 28 de 2006 - 05:00 a.m.
2006-08-28

Para la muestra, la llamada ‘Paradoja Francesa', de la que hablaron los franceses Reanud de Lorgeril y Ruf, con su estudio publicado en 1992, y el norteamericano Ellison, en 1994, quienes encontraron que los franceses, a pesar de tener un consumo de grasas saturadas bastante similar al de los demás países industrializados presentan una tasa de mortalidad a causa de enfermedades cardiovasculares menor. Esto se debe a que el vino hace parte sustancial de su llamada dieta mediterránea, que incluye además pan, verduras, frutas, queso y aceite de oliva, así como poca mantequilla. Sobre este tema, consultamos al doctor Enrique Melgarejo, médico cardiólogo colombiano, profesor de medicina de la Universidad Militar Nueva Granada. ¿Es cierto que el vino es bueno para la salud? El vino ha sido y es bueno para la salud, pero dependiendo básicamente de su tipo, cantidad y frecuencia de su consumo. ¿Tiene que ser vino tinto? Es el más recomendado, ya que contiene múltiples sustancias con propiedades antioxidantes e incluso vasodilatadoras y anti-trombóticas (bioflavonoide, taninos etc), que estimulan la producción del óxido nítrico por parte del endotelio. Este óxido nítrico es un vasodilatador, anti-trombótico y mantiene saludable la vasculatura (las arterias, básicamente). ¿Qué cantidad es benéfica? El equivalente a 2-3 copas. Es, ideal como aperitivo y, también,tomarlo diariamente. No vale acumularlas para el fin de semana. Una regla de oro es evitar la ‘borrachera’. Esto depende de cada individuo de acuerdo con su nivel de tolerabilidad. ¿En qué momento se convierte dañino? En caso de intolerabilidad (guayabos severos), dependencia al alcohol (alcoholismo), arritmias y cardiomiopatías (enfermedades del músculo cardíaco, en las cuales el corazón se vuelve muy grueso o hipertrófico, o por el contrario, se dilata.

Siga bajando para encontrar más contenido