Visión y estrategia: para una Bogotá internacional | Finanzas | Economía | Portafolio

Visión y estrategia: para una Bogotá internacional

A finales del siglo XIX, a la reina Victoria le tomó dieciséis horas y media mandar un saludo en clave Morse, hasta el otro lado del Atlántico, al presidente estadounidense James Buchanan.

POR:
septiembre 22 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-09-22

Ahora, una gran cantidad de información es transmitida en segundos, o menos, a través de los satélites. Quien teclea puede estar comprando realmente en Nueva York, San Pablo, Tokio o Nueva Delhi. En la aldea global todo es ahora, y todo queda aquí. Aún el intercambio cultural es instantáneo. El éxito económico y el progreso ya no dependen necesariamente de las relaciones entre países, ni de las reglas tradicionales, las fronteras físicas o las ideologías, sino de la iniciativa, la acción y la proyección de liderazgos regionales y locales. La economía China llevó a cabo grandes reformas durante las dos últimas décadas, convirtiendo las ciudades en verdaderas autonomías y creó condiciones idóneas para el emprendimiento privado y la iniciativa empresarial. Irlanda consolidó un gran sector de servicios y ahora es vista como el principal centro electrónico de Europa, como Singapur, o India. Bogotá es el centro económico de Colombia, la ciudad más atractiva para hacer negocios en la Región Andina, y la octava en Latinoamérica. Tiene aproximadamente siete millones de habitantes, con un Producto Interno Bruto que, según el Dane, representó en el 2007 el 23 por ciento del nacional, cerca de 82.000 billones de pesos, con un crecimiento económico cercano al 7 por ciento, alto movimiento bursátil y calificación de riesgo financiero en el mercado interno Triple A por su manejo fiscal ejemplar. Moody’s Investors calificó a las emisiones de bonos externos y la capacidad de pago de la ciudad en el grado de inversión, ya no de especulación. Al tiempo, tenemos una fuerza laboral de 3,6 millones de personas y medio millón de estudiantes de educación superior, a lo que se suma un régimen laboral flexible, la simplificación de trámites y zonas francas permanentes. Hay instaladas ya cerca de 600 multinacionales. Más allá, la estructura de la economía bogotana ha migrado de una de producción de bienes a una de producción de conocimiento, tecnología y servicios. Casi el 80 por ciento de la inversión se concentra en el desarrollo de una oferta de servicios. Tenemos una oferta comercial, cultural, musical, deportiva y gastronómica de primer nivel. Por eso es el primer destino turístico del país. En el Gobierno de la ‘Bogotá Positiva’ facilitar la movilidad, fortalecernos como sociedad de conocimiento, atraer riqueza, capital social y erradicar el delito menor son retos mayores. Sin embargo, uno trascendental, es el posicionamiento internacional. Pasar de la imagen de la ciudad mediterránea, entre las montañas y a 600 kilómetros de cualquier puerto, a la ciudad del futuro. Requerimos mostrar las fortalezas que le han valido 15 menciones, reconocimientos y premios internacionales en todos los frentes desde 1996. Economía de servicios, solidez institucional, desarrollo humano, facilidades para la inversión extranjera, mejoría en seguridad y responsabilidad social están en el orden del día. Permanecen retos importantes como el aseguramiento de la calidad de la educación y el despegue del bilingüismo, la infraestructura de movilidad, el desarrollo tecnológico, de información y telecomunicaciones y el aprovechamiento de los espacios regionales, para consolidar un gran cluster Bogotá-Cundinamarca-Boyacá. Pero el más importante reto, es la integración latinoamericana y el enfoque en los mercados clave de Estados Unidos, Europa y del Pacífico. Ese es nuestro siguiente desafío: hacer ver al mundo lo que hoy somos y lo que estamos construyendo, para atraer riqueza, crear conocimiento, generar oportunidades, intercambiar cultura y consolidar el respeto y la equidad como principios sociales de convivencia. Como corolario, es a la vez nuestra mejor contribución a la paz y al progreso. '' En el Gobierno de la ‘Bogotá Positiva’ facilitar la movilidad, fortalecernos como sociedad de conocimiento, atraer riqueza, capital social y erradicar el delito menor son retos mayores. Yuri Chillán Reyes. Secretario General de la Alcaldía Mayor de BogotáWILABR

Siga bajando para encontrar más contenido