Una visión preocupante

Tradicionalmente los jóvenes son los que más sufren el flagelo del desempleo, en cualquier país del mundo.

POR:
mayo 10 de 2011 - 05:00 a.m.
2011-05-10

La falta de experiencia o de preparación se conjugan para que la edad se convierta en un punto en contra a la hora de encontrar un oficio formal. Dicha consideración, sin embargo, no atenúa el preocupante panorama que dio a conocer el Dane ayer. Según la entidad, la desocupación en Colombia, en el grupo de 14 a 26 años de edad, llegó a 22,6 por ciento a nivel nacional y a 24,5 por ciento en las 13 áreas metropolitanas más grandes, durante el primer trimestre del 2011. Como si lo anterior fuera poco, la cifra para las mujeres en ese rango ascendió a 30,5 y 28,8 por ciento, respectivamente. Si bien la evolución muestra cierta tendencia positiva, pues un año atrás la situación era peor, el consuelo es mínimo. Y es que la población joven representa cerca del 30 por ciento de la fuerza laboral, lo cual es una proporción muy importante. Como si lo anterior fuera poco, buena parte de los principales problemas sociales del país se encuentran en ese grupo. Sin ir más lejos, hay que recordar que la muerte violenta es la principal causa de deceso entre los menores de 30 años o que males como la prostitución o la explotación de personas, golpean a miles de personas. Por tal motivo, una política de empleo que se enfoque en los jóvenes puede tener consecuencias benéficas que van más allá de las estadísticas laborales. Igualmente, un impulso a la cobertura educativa podría llevar a que la tasa de participación del segmento se reduzca. Aceptando que esfuerzos legales recientes están orientados a atacar el problema, la magnitud es tan grande que, sin duda, hay que hacer mucho más. ricavi@portafolio.cohelgon

Siga bajando para encontrar más contenido