Vitrinas comerciales, la mejor manera de hacer negocios

En la actualidad, la tendencia que se impone en las negociaciones son las vitrinas comerciales en los centros empresariales, donde se exhiben permanentemente productos para atraer a potenciales compradores de todas las ciudades del país y del mundo.

POR:
julio 29 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-07-29

En estos momentos, en Colombia, el único proyecto que tendrá en gran dimensión este modelo es el Latin Trade Mart, que abrirá sus servicios en tres años. Sin embargo, aunque en la actualidad en el país y en Latinoamérica no se encuentran proyectos comerciales de esta magnitud, hay otros centros de negocios que les dan la oportunidad a industriales y comerciantes de exhibir sus productos, en ferias y eventos especiales, en fechas específicas. Según promotores de Pedro Gómez & Compañía, “este modelo de vitrina busca impulsar el desarrollo industrial y comercial nacional e internacional, y estrechar los vínculos de cooperación de Colombia con la comunidad internacional, a través de la exhibición de productos de manera permanente, organización de calendario, exposiciones y eventos nacionales e internacionales de carácter comercial, generando contactos cualificados entre oferentes y demandantes de todo el mundo”. Todo está hecho para crear un ambiente que sea propicio para generar negocios y hacer que los clientes quieran estar ahí y vuelvan. Todo esto con el fin de mantener relaciones comerciales permanentes. Indudablemente, los centros de negocios representan una oportunidad de crecimiento para las empresas, en el sentido que son lugares donde hay una exhibición permanente de productos y servicios, a través de las ferias y eventos, porque ese precisamente es el gancho más interesante para atraer al público. Además, muchos incluyen hoteles, oficinas y restaurantes donde la gente de negocios puede hacer sus gestiones de manera más fácil y ágil. La gente que se dedica a comprar en las cadenas de almacenes tiene que encontrar un producto bueno, a buen precio y que sea entregado en tiempos razonables. Por esa razón, este tipo de lugares les resulta también atractivos para realizar negociaciones. “Para un señor que se la pasa viajando y quiere hacer su tarea en el menor tiempo posible y con los menores costos, el escenario de vitrina comercial permanente con una oferta completa de productos de toda Latinoamérica concentrada le resulta la mejor opción, pues en lo que se demoraría tres semanas lo hace en tan solo tres días”, agregan promotores de Pedro Gómez & Compañía. El mejor lugar para ganar Una vitrina comercial organizada por sectores y productos es la mejor opción para hacer contactos y mantener relaciones comerciales a gran escala. La idea es que los inversionistas extranjeros se hospeden en el hotel que incluye el centro empresarial que visita y recorra el sitio durante dos o tres días. De esa manera, ellos pueden realizar sus negocios en menor tiempo y con bajos costos, ya que se reduce significativamente el tiempo de estadía y de traslados. Esta es la tendencia comercial más eficiente para el comprador del momento, pues en el mundo se ha visto que estos sitios son eficientes y de gran ayuda, tanto para los compradores como para las industrias. En Colombia, el modelo lo impondrá el Latin Trade Mart, que les permitirá a las organizaciones exhibir una muestra de sus productos con un alcance internacional inimaginable, lo que les facilita el crecimiento y el progreso permanente. Desde ya se prevé que el flujo de compradores será muy alto y los empresarios tendrán la oportunidad de vender al mundo sus productos, desde Bogotá. Este modelo comercial tiene la ventaja que hay toda una organización detrás, con una asesoría especializada para atraer clientes. Así, las empresas no tienen que salir a buscarlos, el apoyo logístico de este modelo comercial los trae desde diferentes lugares del mundo y conoce la mejor manera de promocionar a las compañías y a cada sector. OPORTUNIDADES PARA OTROS SERVICIOS La mayoría de los centros empresariales están construidos de manera que en los primeros pisos pueden establecerse empresas que prestan servicios de otra índole, diferentes a los de las oficinas que hacen parte del complejo, cuyo objetivo es hacer negocios en mayor magnitud. Es así como entonces se encuentran salones de belleza, entidades financieras, casas de cambio, servicios de mensajería, restaurantes y cafeterías, entre otros, que complementan el amplio movimiento de los negocios. Son servicios adicionales que los ejecutivos pueden visitar fácil y cómodamente, mientras esperan el momento oportuno para hacer transacciones comerciales. Este panorama representa una solución para el gran flujo de personas que todos los días reciben estos centros empresariales. Se trata de ejecutivos para quienes el tiempo es oro y no pueden dedicar varias horas para desplazarse de un lugar a otro para realizar ese tipo de diligencias. Este aspecto es uno más de los atractivos y comodidades que buscan los industriales y comerciantes en estas construcciones que están empezando a ganar terrenos importantes de las grandes ciudades. En Bogotá, por ejemplo, están en la Avenida Eldorado, Calle 100, Carrera Séptima, entre calles 74 y 85; y con Calle 116.ANDRUI

Siga bajando para encontrar más contenido