Vivienda de Interés Social en Colombia

Vivienda de Interés Social en Colombia

POR:
octubre 30 de 2007 - 05:00 a.m.
2007-10-30

Acceder a una vivienda digna es uno de los derechos fundamentales de los individuos, en Colombia este es uno de los principales problemas de política gubernamental. Existe un gran porcentaje de nuestra población que no tiene acceso a una vivienda adecuada debido a la falta de recursos para adquirir este bien. De acuerdo a investigaciones recientes, el actual déficit de vivienda en el país asciende a 1’496.000 es decir, 1’496.000 hogares colombianos no poseen un lugar adecuado en dónde vivir. Esta situación se debe básicamente a que el 50 por ciento de los hogares colombianos tiene ingresos entre 1 y 3 salarios mínimos, el cual no permite generar una capacidad de ahorro adecuada; por consiguiente, esta población enfrenta problemas al momento de adquirir vivienda. Sin embargo, existen políticas para que los colombianos acceden a una casa. Actualmente hay ciertos programas para la Vivienda de Interés Social, los cuales consisten básicamente en solicitar un subsidio familiar de vivienda y para ello solo se debe proseguir una serie de requerimientos mínimos. Tales requisitos consisten en tener conformado un hogar de por lo menos más de dos personas, los ingresos percibidos no deben superar los cuatro salarios mínimos, no poseer una vivienda, tener una cuenta de ahorro programado con el 10 por ciento del valor de la vivienda y no haber sido beneficiario del subsidio. El valor del subsidio será consecuente con el valor de la vivienda y éste puede oscilar desde 6 millones hasta 300.000 pesos. Sin embargo, los préstamos para una vivienda suelen tener un período de pago muy extenso, y tal vez éste sea uno de los inconvenientes para que la población que tiene acceso a este tipo de subsidios no decidan adquirirla, pues los individuos suelen ser adversos al riesgo y no están interesados en mantener una deuda por 10 ó 15 años y por esta razón prefieran seguir pagando un alquiler. Por ello, también existen otro tipo de soluciones como el microcrédito inmobiliario, el cual puede ser pagado en un período de tiempo más pequeño, pero dado el nivel de ingreso de la población que adquiere VIS, el microcrédito inmobiliario no es muy asequible para esta parte de la población. El sector solidario, entonces, pasa a tener un papel protagónico en el desarrollo del mercado de VIS. Este sector maneja un gran porcentaje de la población pobre y además una gran cantidad de recursos de sus afiliados, por lo cual, incentivar el desarrollo del crédito para vivienda a sus afiliados es una gran salida al cuello de botella que representa ofrecer soluciones de vivienda digna a los colombianos más pobres. Ricardo Rojas Parra Economista Existe un gran porcentaje de nuestra población que no tiene acceso a una vivienda adecuada”.

Siga bajando para encontrar más contenido