Hacen vivienda, pero el negocio no es venderla

Avanzan los proyectos de apartamentos para alquilar a ejecutivos por lapsos de tiempo determinados, pero bajo la administración de la firma constructora. Un negocio que se mueve, pero que poco se conoce porque casi nunca requiere publicidad.

POR:
noviembre 03 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-11-03

“La idea es ofrecerles apartamentos para atender las necesidades de largas estadías, por razones de trabajo”, asegura Julio Guerrero, gerente de la constructora Vital, quien plantea esta propuesta en Intaglio, un proyecto en la Calle 69A, entre carreras 4 y 5, en Bogotá. “Es importante aclarar que no se trata de una solución hotelera. De hecho, la diferencia está en que nosotros construimos, pero también nos encargamos de la administración del inmueble, que hace la diferencia porque tiene una estructura de servicios complementarios distinta a la de los edificios residenciales tradicionales”, agrega el arquitecto. Uno de los cambios está en que los apartamentos no se alquilan por periodos cortos. Lo ideal -según Guerrero- es que el contrato se pacte para estadías entre cuatro y seis meses, un año o más. A esto hay que agregarle que las necesidades de los usuarios de este tipo de proyectos, de los cuales no hay muchos en Colombia, son puntuales: tecnología y estructura empresarial. De ahí que sea obligatorio ofrecerles cómodos salones para conferencias, juntas y áreas para el descanso. Según Diego Botero, secretario general de la Federación Nacional de Lonjas de Propiedad Raíz, se trata de un buen negocio que, incluso, no requiere de publicidad porque no la necesita. “Se construye y listo, claro, siempre y cuando haya un buen manejo de contactos con empresas demandantes del servicio, y de hecho, hay muchas”. De todas formas -advierte-, las empresas que incursionan en este tipo de proyectos requieren un área especializada de administración, ya que el manejo es totalmente diferente al del arrendamiento tradicional. “El mobiliario, los enseres y el servicio doméstico, entre otros, necesitan de una administración especial, que generalmente no asumen las compañías inmobiliarias porque es engorrosa”, asegura Botero.WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido