Votorantim y Acesco anuncian megaproyecto en Barranquilla | Finanzas | Economía | Portafolio

Votorantim y Acesco anuncian megaproyecto en Barranquilla

El grupo brasileño Votorantim y el colombiano Acesco anunciarán hoy en Sao Paulo un ambicioso proyecto que estará localizado cerca a Barranquilla, el cual representa una inversión de por lo menos 1.400 millones de dólares, una de las más grandes de su tipo que se haría en Colombia.

POR:
septiembre 23 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-09-23

El proyecto consiste en el montaje de una fábrica de lámina de acero en caliente con capacidad para suplir la demanda interna actual, que asciende a 650.000 toneladas anuales, así como futuras exportaciones estimadas entre 500.000 y 600.000 toneladas. En total se estima que la producción al año sea de 1,3 millones de toneladas. Según cifras de Acerías Paz del Río -subordinada de Votorantim pero que no participa en este proyecto- las 650.000 toneladas se importan y originan de proceso en caliente. Los importadores de las mismas son, respectivamente, Acesco y Tubocaribe, en un 43 por ciento, Paz del Río, con 14 por ciento, y otros importadores, con 43 por ciento. En la actualidad, Acesco importa el acero laminado elaborado en caliente y lo procesa en frío. Pero con la fábrica se generarían importantes ahorros y se mejoraría la competitividad de la industria nacional. La idea del proyecto también es proveerse de las reservas de carbón coquizable y de mineral de hierro que tiene Paz del Río cerca de su planta en Boyacá, y de otras exploraciones que adelantará Votorantim. La ingeniería del proyecto demorará unos 7 meses, momento a partir del cual se tomará la decisión final de la construcción, que duraría unos 30 meses. Se calcula que la planta entraría en operación a finales del 2011. Según cifras que manejan analistas, Colombia importa un millón de toneladas anuales de acero, de las cuales el 80 por ciento corresponde a láminas y rollos de acero que se traen, principalmente de Brasil, Venezuela, México, China, Japón, Rusia y Ucrania. Entre los usos se cuentan la fabricación de carrocerías para automotores. La nueva factoría también estaría en disposición de ahorrar mínimo 700 millones de dólares en divisas al país (valor actual de las importaciones de planos en caliente) y generar otro monto importante por concepto de nuevas exportaciones. El proyecto de Votorantim y Acesco se ubicaría en una de las zonas francas cercanas a la capital del Atlántico y los participantes se acogerían también al régimen de acuerdo de estabilidad jurídica. Durante la etapa de construcción el proyecto generará unos 10.000 empleos y cuando entre en operación entre 1.500 y 2.000. El lote ocupará 800 hectáreas. PROYECTO APLAZADO A finales del siglo pasado, una inversión colombo-brasileña (1.826 millones de dólares), también fue promovida por Acesco y el Gobierno. Sin embargo, no prosperó luego de varios e ires y venires. Ese proyecto pretendía convertir a Colombia en uno de los principales exportadores de acero en el mundo. Se trataba de elaborar 5,8 millones de toneladas de planchón al año, suplir las 400.000 toneladas que se importaban entonces y exportar el remanente, por un valor cercano a 400 millones de dólares. Según recuerda el ex congresista Amylkar Acosta, los estudios iniciales señalaban a La Guajira como la opción más probable, dada la circunstancia de contar allí con las mayores reservas de gas del país, la proximidad a los puertos y su localización estratégica. El proyecto requería 80 millones de pies cúbicos diarios de gas natural, aproximadamente, y una de las ventajas que lo hacía viable era traer el material de hierro, principal insumo, en los barcos hasta Puerto Bolívar y abastecerse de carbón para surtir a Brasil. Aunque el Gobierno incluyó el proyecto en un documento Conpes de diciembre de 1999, 15 meses después Ecopetrol dijo que no podía garantizarle el suministro ni el precio del gas más allá del año 2010, con lo cual se malogró la iniciativa, pues era es uno de los aspectos críticos del mismo. De inmediato, Vale do Rio Doce y Acesco descartaron su participación en el megaproyecto.China es el motor de la demanda Aunque a comienzos de este siglo la industria siderúrgica atravesaba por una de sus más agudas crisis, surgió la disparada del crecimiento de la China y otros países que la catalpultó, al punto que en el 2007 la demanda de acero creció 7,5 por ciento y sumó 1.331 millones de toneladas. Por quinto año consecutivo la producción mundial creció más del 7 por ciento anual. China, con 489 millones de toneladas, fue el año pasado el productor más grande, con un crecimiento de 16 por ciento con respecto al 2006, y su participación en el total mundial subió entre 2004 y 2007 de 26 a 37 por ciento. Según cifras recopiladas por Paz del Río, sin considerar el gigante asiático, el crecimiento mundial sería apenas del 3,3 por ciento. Para este año se estima que el consumo de acero en China crecerá solo 10 por ciento, porque el Gobierno tomó medidas para evitar el recalentamiento de la economía y no generar mayor inflación, que va en franco ascenso. Aun así para los próximos años se sigue previendo crecimiento del consumo de acero no solo en China sino en Rusia, Asia emergente, India y América Latina. Esta última región cuenta con la ventaja competitiva que tiene materias primas disponibles para los procesos de la industria. En Colombia, el mercado siderúrgico podría crecer este año cerca al nivel del PIB, porque se ha desacelerado la industria de la construcción. Sin embargo, las siderúrgicas locales y foráneas han elevado los precios de la tonelada para compensar los costos de producción y el alza de las materias primas. '' En Colombia, el mercado siderúrgico podría crecer este año cerca al nivel del PIB, porque se ha desacelerado la industria de la construcción”.Un grupo con 90 años de tradición empresarial Según la revista Forbes, el dueño de Votorantim, Antonio Ermirio de Moraes, es el empresario más rico de Suramérica con una fortuna de 10.000 millones de dólares, por lo que se ubica en el puesto 77 de su lista de 500 hombres que poseen más de mil millones de dólares como fortuna. El conglomerado, además de participar en el sector siderúrgico, lo hace en construcción, minería, celulosa, energía, banca y transporte. También posee operaciones en cemento y concreto, jugo de naranja concentrado, especialidades químicas, generación de energía eléctrica, sector financiero, empresas de biotecnología y tecnología de la información. El grupo se inició hace 90 años con una hilandería y hoy posee activos por 60.000 millones de dólares y ventas por 21.000 millones. Tras comprar Paz del Río en el 2007, por unos 410 millones de dólares, también adquirió el 53 por ciento de AcerBrag, la tercera mayor productora de aceros largos de Argentina, así como un 20 por ciento adicional de Paz del Río. Esta última transacción ascendió a 150 millones de dólares. Sus inversiones en el sector siderúrgico se limitaban, hasta el año pasado, a una planta en Río de Janeiro con capacidad instalada de 700.000 toneladas. Para Votorantim, Colombia es la cuarta economía de América Latina y un país donde las reglas comerciales y contratos son claros y respetados. Por eso tras comprar Paz del Río, empezó a evaluar alternativas de crecimiento en otras áreas como el níquel y el zinc.WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido