Wall Street cae por rumor de más desempleo

La Bolsa de Nueva York terminó en fuerte baja ayer, socavada por el deterioro del mercado laboral estadounidense, interpretado como una señal negativa sobre el crecimiento de la primera economía mundial: el Dow Jones bajó 2,99 por ciento, y el Nasdaq 3,20 por ciento.

POR:
septiembre 05 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-09-05

El Dow Jones Industrial Average (Djía) perdió 344,65 puntos a 11.188,23 unidades y el índice Nasdaq, de alto componente tecnológico, bajó 74,69 puntos a 2.259,04 unidades, según cifras definitivas de cierre. El índice ampliado Standard & Poor’s 500 puntos bajó por su parte 38,15 puntos a 1.236,83 unidades (-2,99 por ciento). “Los índices estuvieron bajo fuerte presión en momentos en que el mercado anticipa una nueva desaceleración de la economía”, comentó Al Goldman, de Wachovia Securities. Cuando los inversores esperan ansiosamente el informe mensual sobre el mercado laboral estadounidense que se conocerá hoy, estadísticas inquietantes alimentaron los temores de una nueva degradación, que sería la octava consecutiva. “Las solicitudes semanales de beneficios por desempleo aumentaron sorpresivamente la semana pasada y el número de estadounidenses sin empleo alcanzó su nivel más alto en cinco años”, según Goldman. Por otra parte, el gabinete de recursos humanos ADP, el sector privado eliminó más empleos que lo esperado en agosto y las creaciones de empleos anunciadas en julio fueron revisadas a la baja. Según Ian Shepherdson, de High Frequency Economics, las previsiones de ADP en los últimos meses fueron más optimistas que las cifras oficiales, que hoy podrían ser más negativas que lo previsto. Contribuyendo a deprimir aún más el ambiente, las ventas de las cadenas de tiendas se desaceleraron en agosto, señal de un agotamiento del consumo. Además, luego de que las exportaciones contribuyeran en gran parte al crecimiento estadounidense en el segundo trimestre, el Banco Central Europeo revisó sus previsiones de crecimiento, estimándolo ahora solamente en 1,4 por ciento este año (contra 1,8 por ciento) y 1,2 por ciento el año próximo (contra 1,5 por ciento), subrayaron los analistas. Los inversores ignoraron una caída de más de un dólar en el precio del barril de crudo, junto a un nuevo avance del dólar frente al euro. El descenso del petróleo castigó a los grupos de la energía ExxonMobil (-2,41 por ciento a 76,14 dollars) y Chevron (-3,52 por ciento a 81,22 dólares). “Todo baja: el inmobiliario desde hace un año, y ahora las materias primas. Hubo una disparada de los precios que era insostenible, el mercado teme ahora una perspectiva deflacionaria que parece dibujarse y que es muy, muy negativa para el mercado bursátil”, estimó Mace Blicksilver, de Marblehead Asset Management. En lo que respecta a las empresas, la acción Boeing cayó 4,60 por ciento a 63,03 dólares. El sindicato de mecánicos votó en favor de una huelga que podría provocar nuevos retrasos en el program del 787 Dreamliner, subrayaron analistas de Briefing.com. El sector financiero, fuente recurrente de inquietudes, tuvo otra jornada difícil. El banco de inversiones Lehman Brothers perdió 10,45 por ciento a 15,17 dólares. Merrill Lynch bajó 7,48 por ciento, Citigroup 6,68 por ciento, Goldman Sachs 4,0, Bank of America 7,16 y Washington Mutual 8,18 por ciento. Según los analistas, el sector fue afectado por declaraciones de Bill Gross, jefe de inversores de Pimco, el mayor fondo de inversiones en obligaciones del mundo, que llamó a la administración estadounidense a intervenir para evitar un tsunami financiero. El mercado obligatorio subió. El rendimiento del bono del Tesoro a 10 años descendió a 3,6 por ciento, contra 3,6 por ciento en la noche del miércoles, y el de los títulos a 30 años a 4,2 por ciento, contra 4,3 por ciento. El rendimiento de las obligaciones evoluciona en sentido opuesto a sus precios. AFPWILABR

Siga bajando para encontrar más contenido