Wine Shake, la bebida del ‘after office’

Brayan Méndez, uno de los creadores del restaurante Rebecca Kitchen, deseaba implementar lo que todos conocen como el ‘happy hour’ o la hora feliz, pero tenía dos inquietudes sobre el tema. Primero, no quería llamarlo así y segundo, no deseaba seguir la línea de los martinis, tan populares hoy día.

POR:
julio 12 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-07-12

Al sommelier de Pernod Ricard y docente de una prestigiosa escuela de gastronomía de la capital, Carlos Andrés Ramírez, le rondaba en la cabeza la idea de probar la mezcla de vinos con las frutas que mejor le van a cada cepa, para lograr una bebida ligera que, además, ayudara al fomento del consumo de vino. Una amiga mutua los presentó, comentaron entre ellos sus proyectos y de allí nacieron las Wine Shakes, las originales bebidas que pueden disfrutarse en Rebecca, durante el ‘after office’, como bautizó el restaurante su hora feliz. De acuerdo con el sommelier, cada tipo de uva tiene una molécula aromática que la identifica; de allí, la iniciativa de hacer una fusión entre vinos de distintas cepas con una fruta en particular. ¿Qué cambia las cualidades organolépticas del vino? así es y eso dirán los puristas, pero mientras tanto, los bogotanos pueden deleitarse con los interesantes sabores que surgen de estas mezclas y, de paso, aumentar el consumo de vino entre los comsensales que buscan nuevas sensaciones y sabores. “Para estas preparaciones se prefieren vinos jóvenes, muy frescos y aromáticos, que no tengan mucha concentración de madera”, explica.Carlos Andrés, quien escogió las seis cepas más conocidas, tres blancas y tres tintas, de bebidas provenientes de Argentina y Chile. El proceso consiste en mezclar el frapé de la fruta en una elegante copa, llevarlo así a la mesa y allí, agregar el vino indicado para que el cliente pueda apreciar la etiqueta y las cualidades del mismo. La carta de las Wine Shakes incluye seis deliciosas preparaciones que mezclan torrontés con frapé de lychees, chardonnay con piña, sauvgnon blanc y limón, en las cepas blancas. Con las cepas tintas pueden saborearse combinaciones como malbec y mora, merlot con uva tinta y pinot noir con fresa. Las Wine Shakes son ideales como apertitivos o como un coctel ligero para una tarde calurosa, también son perfectos para acompañar los platos pequeños que, en el ‘after office’, crecen de tamaño para compartirse al centro de la mesa. El lugar ofrece un ambiente cálido y moderno donde la madera, el arte y el gusto por la buena comida se fusionan para crear un espacio muy especial. Calle 69 A No. 9-09, esquina. Teléfono: 2118285WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido