El yuan tiene de pelea a China y E.U.

Mientras que Washington arrecia sus pedidos para que la divisa del gigante asiático sea apreciada, Pekín se mantiene en que la moneda está en su valor justo y que no responderá ninpresión.

Finanzas
POR:
marzo 19 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-03-19

Estados Unidos intensificó su presión sobre China esta semana para que Pekín deje subir al yuan, mientras que el Gobierno chino anunció que estaba sondeando la opinión de los exportadores sobre si podrían arreglárselas con un tipo de cambio más alto.

China se enfrenta a importantes negociaciones sobre el yuan en las próximas semanas, dijo el embajador estadounidense Jon Huntsman, quien añadió que Washington no está solo en su deseo que Pekín deje de atar a su moneda al dólar como lo ha hecho desde hace 20 meses.

"Esperamos ver más flexibilidad sobre el tipo de cambio", afirmó Huntsman ante una audiencia de estudiantes de la Universidad de Tsinghua en Pekín.

"Los estaría engañando si los dejara con la impresión de que esto no es un tema muy, muy importante en Estados Unidos y lo continuará siendo. Veremos qué pasa en las próximas semanas", agregó.

El debate cambiario se ha vuelto enconado en los últimos días, luego de que 130 legisladores estadounidenses exigieran sanciones contra China a menos que el gigante asiático levante lo que ellos ven como una ventaja competitiva desleal y aprecie su moneda.

Un reporte semestral del Departamento del Tesoro estadounidense previsto para mediados de abril podría etiquetar a China como 'manipulador cambiario', lo que añadiría presión a Pekín y amenazaría con profundizar la ruptura entre la mayor y la tercera economías más grandes del planeta.

"Sospecho que habrán muchas negociaciones importantes en las próximas semanas. Esto es de real preocupación para la ciudadanía de mi país", declaró Huntsman.

El funcionario declinó profundizar sobre la naturaleza de las conversaciones, pero dijo que Estados Unidos no estaba sólo en su deseo de un yuan más fuerte.

China ha mantenido la moneda congelada en torno a 6,83 por dólar desde mediados del 2008, para ayudar a sus exportadores a enfrentar la crisis crediticia global.

"A mis amigos chinos les gusta hacer de esto sólo un problema estadounidense. Me gustaría decir que hay muchos países que sienten lo mismo", agregó.

El viceministro japonés de Finanzas, Yoshihiko Noda, dijo a la prensa que China debiera entender los llamamientos globales por un yuan más flexible, pero que sería "incorrecto" que Washington recurriera a sanciones para presionar.

"No sé si Estados Unidos impondrá sanciones, pero no creo que sea el camino adecuado de enfrentarlo", afirmó Yoshihiko Noda. "Básicamente, no es una medida deseable. Pero quiero que China entienda que existen expectativas de un yuan más flexible, no sólo de Estados Unidos', agregó, y reiteró que Japón y otros vecinos asiáticos también desean un yuan flexible que, según dijo, beneficiaría al mundo y también a China.

Dominique Strauss-Kahn, director gerente del Fondo Monetario Internacional, insistió el miércoles en que la visión del fondo era que el yuan estaba subvaluado.

De igual manera, el banco Mundial, en su más reciente informe trimestral señaló que China debería apreciar su moneda para cimentar mejor su crecimiento. De acuerdo con los pronósticos del organismo, el gigante asiático crecería este año un 9,5 por ciento.