No se prevén más avances en reapertura de frontera

La idea del Gobierno colombiano es dejar la situación tal y como está hasta que las autoridades venezolanas puedan continuar con la agenda de trabajo.

Frontera con Venezuela

Unas 40.000 personas llevan productos colombianos hacia Venezuela cada día.

Foto: Pedro Vargas

Economía
POR:
Portafolio
octubre 27 de 2016 - 09:30 p.m.
2016-10-27

El gobierno colombiano le pondrá freno al proceso de reapertura gradual de la frontera con Venezuela, en la cual se venía trabajando desde el pasado 13 de agosto, debido a la falta de respuesta de las autoridades de ese país para trabajar y solucionar los problemas que aquejan a la zona limítrofe de ambos países.

Portafolio conoció que ayer en la tarde Víctor Bautista, director para el Desarrollo y la Integración Fronteriza, se reunió en Cúcuta con los gobernadores de Norte de Santander y Arauca y los alcaldes de esa ciudad y Villa Rosario para estudiar en lo que se ha avanzado y los pocos avances en el cronograma establecido por los presidentes de los dos países en agosto.

Mientras que hoy en la mañana lo hará con los mandatarios regionales y locales de los departamentos de Guajira y César.

La idea del Gobierno colombiano es dejar la situación en donde se encuentra hasta que existan las condiciones necesarias por parte de las autoridades venezolanas para continuar con la agenda de trabajo previamente acordada y tratar de solucionar los problemas que afectan los 2.219 kilómetros que comparten ambos países.

Incluso, la ampliación del horario de transporte de carga acordado por ambos gobiernos para comenzar el próximo martes 1 de noviembre y que iniciaba desde las 10 de la mañana, y no solo en horas de la noche como ocurre actualmente, queda también suspendido.

De la misma manera que los temas conjuntos en salud, transporte, comercio, seguridad, asuntos migratorios como la Tarjeta Fronteriza de Movilidad, y de artículos de primera necesidad que pueden llevar los venezolanos como la ‘canasta básica familiar transfronteriza’, la cual iba a ser acordada por ambos gobiernos y que consta de productos como aceite, arroz, azúcar, harinas, elementos de aseo personal y a la cual se pensaba incorporar algunas autopartes, también quedan suspendidos.
Una fuente de Cúcuta manifesta que la situación queda tal y como está hasta el momento: se permite el paso de personas de seis de la mañana a ocho de la noche todos los días mientras que el transporte de carga se hace después de las ocho de la noche.

Lo que se sabe es que las instituciones venezolanas no tienen capacidad para actuar en estos momentos debido a las dificultades internas que atraviesa esa país”, agrega la misma persona.

Esto constituye un duro golpe para los transportadores de la región que esperaban que el paso binacional se normalizara hasta llegar a su apertura total a finales de este año, a pesar de las demoras de hasta dos días en trámites a lado y lado para poder traspasar la línea limítrofe con sus vehículos.

Según las estadísticas de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (Dian), desde la reapertura limitada del paso de transporte de carga hace exactamente un mes, desde Colombia se han despachado productos como baldosas, telas, envases metálicos, prendas de vestir, cueros de bovino en estado seco, transformadores, harina, puntillas, tabaco en rama, bolsas plásticas, muebles, alambre de púa y tubos de acero.

La reapertura del paso fronterizo sirvió para reactivar la economía de Cúcuta, afectada por un cierre de casi un año, en donde el comercio ha reportado aumento de ventas de hasta 500 por ciento a unas 40.000 personas que cruzan diariamente.

Pedro Vargas Núñez
Subeditor Portafolio