‘Gas importado debe competir en igualdad de condiciones’

Charle Gamba, CEO de Canacol, reitera que este combustible adquirido en mercados internacionales no paga regalías ni impuestos. 

Charle Gamba, presidente de la petrolera Canacol Energy.

Archivo Portafolio.co

Archivo Portafolio.co

POR:
Portafolio
marzo 19 de 2018 - 07:56 p.m.
2018-03-19

Colombia posee en el subsuelo reservas probadas de gas calculadas en 4,024 gigapiés cúbicos, lo que garantizaría la autosuficiencia por un lapso de entre 6 y 7 años. Además, registra una gran prospectividad en volumen adicional de este combustible de hasta 15 terapiés cúbicos.

Lea: (Un asunto de vida o muerte).

La afirmación la hace Charle Gamba, CEO de Canacol Energy, quien en diálogo con Portafolio afirma que deben priorizarse y desarrollarse los yacimientos de gas descubiertos, antes de importar este combustible.

Lea: (Petroleras están molestas por la regasificadora del Pacífico).

Incluso, Gamba insiste en que actuales proyecciones de la Unidad de Planeación Minero Energética (Upme) no incluyen los descubrimientos de gas realizados durante los últimos 5 años.

Reitera que debe haber un mayor esfuerzo en materia de regulación por parte del Ministerio de Minas y Energía y de la Comisión de Regulación de Energía y Gas (Creg) con el fin de ofrecer mayores garantías a las compañías que están dispuestas a invertir en proyectos de riesgo para encontrar más reservas. Además, las firmas importadoras deberían pagar los mismos derechos económicos como regalía e impuestos, como lo hacen las productoras.

¿Por qué Canacol afirma que no hay tantas reservas como dice la Upme?

Colombia actualmente tiene reservas probabas de 4,024 gigapiés cúbicos, lo que representa entre 6 y 7 años de autosuficiencia. Adicionalmente, hay una gran prospectividad de recursos exploratorios de hasta 15 terapiés cúbicos en el país que deben desarrollarse y priorizarse antes de pensar en traer a Colombia gas importado.
Ustedes advierten que hay yacimientos de gas descubiertos, pero que no han sido desarrollados.

Las actuales proyecciones de la Upme no incluyen descubrimientos de gas realizados durante los últimos 5 años, los cuales no han podido desarrollarse y comercializarse debido a limitantes en infraestructura, trámites y condiciones de los contratos.
Si se incorporaran las reservas relacionadas con los nuevos descubrimientos de gas dentro de estas proyecciones se lograría abastecer hasta en un 80% el déficit de gas del país al 2025. Todo esto se evidencia en estudios recientes de la Asociación Colombiana del Petróleo (ACP).

¿En qué se basan al afirmar que Colombia posee grandes reservas de gas para producir?

Esto lo indican los estudios de prospectividad adelantados por la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH) y por la Upme en el último plan transitorio de abastecimiento de gas natural, donde se muestran recursos potenciales de exploración.

¿El Gobierno está dando todas las garantías a las compañías productoras para encontrar más gas?

Debe haber un mayor esfuerzo en materia de regulación por parte del Ministerio de Minas y Energía y de la Comisión de Regulación de Energía y Gas (Creg) con el fin de ofrecer mayores garantías a las compañías que están dispuestas a invertir en proyectos de riesgo para encontrar más reservas de gas para el país. Se deben crear señales y medidas claras y efectivas para impulsar la oferta local, tales como promover la competencia en el transporte, y la flexibilidad en la comercialización.

¿Es necesaria la planta de regasificación del Pacífico para atender la demanda del país?

El país no debe correr en la toma de esta decisión antes de darle tiempo y generar las condiciones para desarrollar el gas nacional.

Esta planta no se necesita para antes del 2025 y si se trae gas debe competir en igualdad de condiciones con la producción local.

¿Por qué las productoras de gas dicen estar en desventaja financiera frente a una planta de regasificación como la del Pacífico?

Estamos en total desventaja. Las plantas de regasificación se han diseñado en el país con un esquema financiero de ingreso garantizado que pone a todos los colombianos a pagar estos proyectos, se usen o no se usen.

Esto en comparación con los proyectos de compañías como la de nosotros (Canacol), donde realizamos 100% la inversión y asumimos los riesgos asociados.

Adicionalmente, a iniciativas como la planta de regasificación del Pacífico le aseguran la evacuación del gas con la construcción de un gasoducto que también pagan todos los colombianos, mientras que los productores debemos esperar a que un transportador elija construir una línea de transporte.

¿La planta de regasificación de Cartagena es suficiente para atender la demanda del país?

La planta de regasificación de Cartagena, localizada en Barú, está diseñada para atender los picos de demanda de gas hasta el 2025.

¿El gas importado generaría sobrecostos en la tarifa a los usuarios?

Todos los colombianos terminaremos pagando o financiando la totalidad o gran parte del proyecto que suma US$702 millones ($2,1 billones) en los recibos de gas, durante 10 años. Esto equivale a un 7% adicional al costo del gas importado, que ya es por lo menos un 60% más oneroso que el gas nacional. Es decir, terminarán pagando más de un 67% por el combustible que seguramente no se necesitará a partir del 2021 y que se podría conseguir apoyando el gas nacional.

¿De acuerdo con la idea del Gobierno, la planta de regasificación del Pacífico favorecería el monopolio de transporte de gas?

Sí. La regulación permite la integración del transportador con las plantas de regasificación –haciéndolas dueñas de la infraestructura de transporte– y al mismo tiempo con el proveedor del gas importado. Lo anterior genera un incentivo al transportador en la medida en que va a preferir priorizar el gas importado sobre el local.

A REALIZAR MÁS ESTUDIOS

¿Canacol coincide con Naturgas en el sentido de que debe haber más estudios con respecto a la planta de regasificación del Pacífico?

SI. El país debe realizar más análisis antes de tomar una decisión de tal magnitud como es la Planta de Regasificación del Pacifico y le debe dar primero el tiempo y las condiciones para que las compañías productoras de gas puedan desarrollar el potencial nacional que tiene el país.

No olvidemos además que nosotros los productores del gas nacional generamos empleo, inversión social, pagamos impuestos, regalías y derechos económicos, mientras que importar gas no le deja nada al país, aparte de que va a ser mucho más costoso para todos los usuarios. Así mismo, se fortalece el monopolio al no desarrollar la infraes-
tructura de transporte para la producción del gas nacional.

Alfonso López Suárez
Redacción Portafolio

Siga bajando para encontrar más contenido