Gas Natural Vehicular, competitivo en costos y por su sostenibilidad

Este combustible limpio se convierte es una alternativa de transición ante los energéticos tradicionales, mientras llega la electricidad.

Gas Natural Vehicular

El GNV tiene la mitad de las emisiones de los combustibles líquidos.

Federico Puyo - CEET

POR:
Portafolio
octubre 25 de 2017 - 10:03 p.m.
2017-10-25

El departamento de Antioquia, y su capital Medellín, son ejemplo a nivel nacional en la utilización del Gas Natural Vehicular (GNV), no solo por la creciente demanda de usuarios, sino también por ser un combustible limpio y ambientalmente sostenible.

(Lea: Scania lanza bus Euro VI y se alista para llegar a nuevas líneas de TM)

Y sus bondades con el ecosistema se han visto reflejadas en una mejor calidad del aire para el área metropolitana de Medellín.

(Lea: Acipet interpone tutela contra consulta popular en Granada, Meta)

Registros de EPM indican que cerca de 44.000 vehículos han realizado la conversión al GNV en el Valle de Aburrá. Además, el departamento cuenta con 62 estaciones de servicio, de las cuales ocho hacen parte de la red EPM, cuatro están en Rionegro y La Ceja, y las demás en la capital.

Así mismo, una muestra del respaldo por parte de la administración municipal a este combustible limpio es el aumento de vehículos no solo en transporte público, como es el caso de la flota de buses articulados del sistema Metroplus, entre los cuales un gran número utilizan el GNV, sino además con los recolectores, cuyo parque contará desde el próximo mes de enero con 25 unidades adicionales, y que se sumarán a las 63 que operan en la actualidad.

PANORAMA NACIONAL

Sin embargo, el panorama para el GNV en el país no parece tener un camino tan despejado en cuanto al número de usuarios.

En el más reciente informe del sector del gas, que anualmente entrega la empresa Promigas, señala que el GNV en Colombia atraviesa un momento coyuntural y definitivo “de cara a su anhelado despegue, dado que de las decisiones que se tomen en el corto plazo y del impulso decidido que desde tiempo atrás se le viene solicitando al Gobierno Nacional para este combustible, depende que se logre frenar los descensos en su demanda sobrevenidos en los últimos años”.

A renglón seguido, el estudio indica que las nuevas tendencias que vislumbran mejores resultados en las cifras del GNV, como el optimismo que genera mayor conciencia social y política por propender por un medioambiente más sano para los entornos urbanos, y el posible compromiso de varios alcaldes en el país de convertir los sistemas de transporte masivo de sus ciudades a GNV, contrastan con la pérdida de competitividad de este producto energético frente a los combustibles líquidos en los dos últimos años”.

Datos del Ministerio de Minas y Energía, registran que en la actualidad el país cuenta con poco más de 558.000 vehículos convertidos a GNV, y una infraestructura de 790 estaciones de servicio distribuidas en 22 departamentos.

Estas cifras contrastan con guarismos consolidados de Naturgas (Ministerio de Minas y Energía y empresas afiliadas) los cuales señalan que durante el 2016, el número de vehículos nuevos operando a gas natural fue de 17.970. Y que, para diciembre de este año, el total de estos que funcionan con GNV era de 556.183.

ECOAMIGABLE CON LAS CIUDADES

Analistas del sector afirman que el GNV es la alternativa actual eficiente ante los combustibles tradicionales, ya que además de permitir ahorro en costos, es ambientalmente sostenible con el planeta.

Para el ingeniero Josep Ariño Sarrato, funcionario del Transporte Metropolitano de Barcelona, este combustible proporciona importantes ahorros económicos a los usuarios tanto desde el punto de vista del costo energético, como el mantenimiento con respecto a otros combustibles.

“Reduce el CO2, el NO2 y acaba con el SO2 de metales pesados y las partículas contaminantes, lo cual favorece el medio ambiente y la salud de los habitantes de las urbes. Para el servicio público y el transporte por carretera se posiciona como la gran alternativa actual en varios países del mundo”, explicó Ariño Sarrato.

En este mismo sentido, el consultor español reiteró que es fundamental la ayuda y divulgación de las administraciones e instituciones gubernamentales, de la mano de las empresas de la cadena de valor para que se explique la tecnología y se desarrolle el mercado del GNV en Colombia.

Por su parte, Antonio Celia Martínez-Aparicio, presidente de Promigas, afirmó que en Colombia se ha presentado una disminución en la conversión de vehículos a gas pero que, al mismo tiempo, estudios realizados recientemente demuestran que se cuenta con una gran oportunidad si se considera el GNV como el combustible ideal para los SITP, lo que además de traer grandes beneficios económicos, tendría un impacto positivo en aspectos ambientales al ser un combustible más limpio y menos contaminante.

“Este tiene la mitad de las emisiones que las que presentan los combustibles líquidos. El país posee las infraestructura (estaciones de servicio), también la ingeniería y los profesionales que conocen del tema. Es el combustible ideal de transición, mientras que en unos años sean eléctricos”, precisó el presidente de Promigas.

Siga bajando para encontrar más contenido