En el país hay 20 procesos de
linderos aún sin resolverse

Son muchos más, pero se trata de los más representativos en manos del Igac.

Las viejas formas de medición de linderos están en franca lid con los sistemas georeferenciados.

Las viejas formas de medición de linderos están en franca lid con los sistemas georeferenciados.

Archivo particular

Gobierno
POR:
Portafolio
marzo 22 de 2016 - 09:49 p.m.
2016-03-22

Con la culminación del informe técnico de deslinde por parte del Instituto Geográfico Agustín Codazzi (Igac), el cual inició en junio de 2014, por la población de Belén de Bajirá, el Congreso definirá si el pueblo es chocoano o antioqueño.

Tras este proceso, que se creía públicamente que era solo uno en el país, el Igac entregó un reporte que habla de 20 priorizados, es decir, medio país anda reclamando sus linderos.

Entre los departamentales se encuentran:

Cesar y Guajira: en septiembre de 2015 el Igac envió el dictamen de un proceso de deslinde a las Comisiones de Cámara y Senado que son los competentes para definir el límite.

Caquetá, Meta y Guaviare: existen leyes que determinan los límites departamentales; el problema surge cuando se cruza esta información con la cartografía oficial, pues no concuerdan.

Antioquia y Córdoba: Es uno de los límites más extensos en disputa, pues inicia desde Punta Arboletes, en el mar Caribe, y llega hasta la carretera que de Caucasia conduce a Nechí.

Norte de Santander y Santander: el problema está en el sector de Silos-Guaca-Santa Bárbara. El Igac no ha recibido solicitud conforme a la ley.

Norte de Santander y Cesar: zonas entre Ocaña y Río de Oro y entre San Alberto y La Esperanza. Este es un típico caso donde existe doble inscripción de catastro y los ciudadanos no tienen la claridad de dónde deben tributar.

Santander y Boyacá: se realizó reunión con representantes de los departamentos donde expusieron los avances en el análisis de los documentos y se comprometieron a completar la información.

Huila y Cauca: al Igac no se le ha solicitado formalmente la realización del deslinde, pero tienen límites no definidos.

Atlántico y Bolívar: es el más antiguo de todos los conflictos. Desde 1954 se realizó el deslinde, el Congreso lo estudió y no lo aprobó. Se origina por variaciones del Canal de Dique por la zona de San Pedrito, Galerazamba y El Totumo.

Entre los conflictos municipales se destacan:

Cali y Jamundí: el informe técnico y la propuesta de ordenanza fue entregado a la Asamblea en noviembre de 2015, se está definiendo el área provisional solicitada.

Yopal y Orocué: solicitud del municipio de Yopal y de la Asamblea Departamental.

Otanche y Puerto Boyacá: se inició la realización del deslinde y se encuentra en etapa probatoria.
Calima (El Darién) y Yotoco: hay reclamación por parte de Calima.

Calima y Restrepo: el informe técnico y la propuesta de ordenanza fue entregado a la Gobernación y Asamblea en el año 2014.

Cartagena – Turbaná: donde un concepto reciente del Consejo de Estado dice que se debe proceder a realizar el deslinde conforme a la Ley 1447 de 2011.

ASÍ SE HACE UN TRÁMITE DE DESLINDE

Para resolver un problema limítrofe se conforma una Comisión de Deslinde, integrada por voceros de las entidades territoriales en disputa y un funcionario del Igac, que la presidirá.

Luego, el Igac va al terreno y cruza la cartografía con los límites tradicionales y catastrales y se ordenan las pruebas, para lo cual las partes cuentan con 3 meses para presentárselas al Instituto.

Finalizado el tiempo de pruebas, el Igac cuenta con 6 meses para elaborar una propuesta del límite con la información técnica, la cual debe ser enviada al Congreso de la República, si es interdepartamental, o a la Asamblea, si es entre municipios. Estas instancias cuentan con un año para tomar la decisión final. Si no lo llegan a hacer, el trazado propuesto por el Igac se tendrá como límite provisional.