‘En el 2017, el PIB rural será récord de los últimos 52 años’: Aurelio Iragorri

El ministro de Agricultura asegura que el administrador del nuevo fondo ganadero será designado a finales de febrero próximo.

Aurelio Iragorri, ministro de Agricultura.

Aurelio Iragorri, ministro de Agricultura.

POR:
Edmer Tovar
diciembre 22 de 2016 - 11:22 p.m.
2016-12-22

El ministro de Agricultura, Aurelio Iragorri, tuvo que solucionar dos paros agrarios en un poco más de un año. Ahora, su reto es liderar el cumplimiento de los compromisos firmados en el acuerdo de paz con las Farc.

¿Cómo termina el año para el sector agropecuario?

De verdad, estamos ante el renacer del campo.

¿De esa magnitud son los resultados?

Si me preguntan si estoy satisfecho con lo que he hecho en el Ministerio, yo respondo que estoy contento con los resultados, pero no satisfecho porque este es apenas el inicio.

¿Y cuál es el soporte de esa apreciación?

Durante los últimos 22 años, el país sembró en promedio, 31.000 hectáreas nuevas de comida, al año; entre 1990 y 2010 se plantaron 7.022 hectáreas en promedio anual; de 2010 a 2014 se sembraron 118.000 hectáreas adicionales, y solo este año sembramos 240.000 hectáreas nuevas. En los últimos dos años cultivamos 432.000 hectáreas nuevas.

(Lea: Se apaga la 'locomotora' del agro: el otro año recibirá menos presupuesto)

Además, el 2016 lo cerramos con 11 billones de pesos en crédito rural de líneas Finagro y microcrédito del Banco Agrario. Y eso que tuvimos un primer semestre con una fuerte sequía. Todo esto es gracias a ‘Colombia Siembra’. Así como fuimos los grandes generadores de inflación en el primer semestre ahora somos los que más aportamos a la baja del IPC.

¿Y esto cómo se reflejó en beneficios para los campesinos?

Entre 2010 y 2016 se generaron en el campo 400.000 empleos, es decir 126.000 más que entre 2002 y 2010. La tasa de desempleo rural al tercer trimestre fue de 4,8%, la más baja en 16 años. Dejamos de ser el motor de la generación de desplazados para convertirnos en generadores de empleo rural.

¿Qué tanto ha influido en este tema la reducción de la actividad guerrillera en el último año?

Mucho. La tradicional frase de que la paz de Colombia inicia en el campo, no es de cajón sino una realidad.

¿Cómo explicar estos resultados de los que usted habla con la caída del PIB agropecuario en el tercer trimestre de 2016?

Cuando crecemos, siempre me contabilizan el café y me dicen que el agro no creció nada porque la dinámica estuvo en el café. Entonces esta vez el que bajó fue el café, y lo hizo en 18%. Eso afectó el ritmo del sector.

¿En cuánto cerrará el PIB rural este año y cuál es la perspectiva del 2017?

Este año fue muy duro. Yo espero que el crecimiento sectorial del último trimestre sea de 4%, y con eso terminaremos el año en mínimo 1%. Pero más que eso, lo que nos importa es la situación de los campesinos, que ha mejorado mucho, especialmente en seguridad. El próximo año tiene que reflejarse el efecto de la paz. El PIB agropecuario será récord en comparación con los últimos 52 años.

¿Cómo llegar a eso si lo que ha habido es un recorte del presupuesto del sector para el año entrante?


Yo espero que con la aprobación de la reforma tributaria la situación fiscal mejore y nos permita tener una adición presupuestal para el sector.

Y ¿cómo puede haber bajado el café si estamos en cosecha récord y precios que rondan el millón de pesos la carga?


Porque se puso tan caro el transporte con el paro camionero, que los productores prefirieron guardar el grano hasta cuando se solucionara el problema.

Usted prometió reducir los tiempos de desembolsos de crédito del Banco Agrario a máximo un mes. ¿En qué va ese tema?


Aún sigo con mi frustración, pero estamos en camino de la solución. Decidimos descentralizar la aprobación de los créditos a fin de que buena parte de las solicitudes no tengan que ser aprobadas en Bogotá, sino en las regionales y en las oficinas del Banco Agrario.

¿Cuáles fueron los hechos claves del agro en el año?


Se hicieron tres cosas decisivas para el sector: el Censo Nacional Agropecuario, la Misión Rural y el acuerdo de paz. A ello se suman tres acciones definitivas que realizamos: acceso a crédito, a tierra y a asistencia técnica. En este último tema, lo ideal sería que cada gremio tuviera al menos un profesor Yarumo como el de la Federación de Cafeteros.

¿Cómo solucionar el problema de la comercialización?


Ese es uno de los grandes problemas del sector. Pero avanzamos con la campaña ‘mi campo sabe mejor’, en donde a la gente se le invita a consumir productos colombianos. Tenemos que conectar al campo y la ciudad.

Además, estamos trabajando en un programa apoyado por la ONU que aquí se llama ‘Colombia a la Carta’.

¿Cuándo se va a definir quién manejará los recursos de la cuota parafiscal ganadera?

Lo haremos en el primer trimestre de 2017.

¿Por qué abren una licitación si en la otras actividades se ha adjudicado en la forma en la que lo señala la Ley, es decir al gremio de cada actividad?

Se convocó a licitación porque en el decreto que abrió la cuenta del nuevo Fondo Nacional del Ganado, se obliga a que tres meses después se inicie un proceso de concurso. ¿Qué esperamos? Hemos podido demostrar que los recursos no son de ninguna ‘vaca sagrada’ sino de los 500.000 ganaderos del país. Entre más representación de los productores tengamos en el nuevo administrador será muchos mejor.

¿Hay opción de que la administración se divida entre productores de carne y/o leche?

No. Distribuir el manejo de los recursos entre carne y leche perjudicaría mucho a los lecheros.

¿Pero eso es lo que está pidiendo Analac?

Lo piden porque se han sentido discriminados en la administración de $80.000 millones que manejaba Fedegán. Lo que queremos es que en la nueva junta de administración estén sentados todos los comités departamentales de ganaderos, las asociaciones de razas y la misma Analac. La idea es que se junten todos y presentan una propuesta con mayor representación. El objetivo es que con este dinero se haga lo que los ganaderos quieran y no lo que un directivo desee.

'No he tomado la decisión sobre la posible renuncia’


Se está agotando el plazo para que los ministros que quieren ser precandidatos a la Presidencia renuncien. ¿Usted ya tomó una decisión al respecto?


Pienso rematar este año muy bien para luego sí tomar una decisión sobre ese tema. Cada día trae su afán.

¿Pero lo está pensando?

Todavía no he tomado una decisión. Espero ser recordado como el ministro que fue capaz, en contra de todos los pronósticos, de reactivar el campo colombiano.

Edmer Tovar 
Editor de PORTAFOLIO

Siga bajando para encontrar más contenido