Agua de los embalses no alcanzaría para evitar  cortes de energía 

El país solo puede utilizar el 80 % del líquido de las represas para producir electricidad.

Embalses

La Procuraduría abrió investigación a los comisionados de la Creg por el manejo regulatorio en materia de precios de escasez
y cargo de confiabilidad. 

Gobierno
POR:
Portafolio
marzo 28 de 2016 - 10:08 p.m.
2016-03-28

El nivel de agua en los embalses es tan bajo, que los expertos en el sector no ven la forma cómo el país pueda llegar a pasar el fenómeno de ‘El Niño’ sin que se presente un racionamiento de electricidad en el país.

Para el domingo 27 de marzo, las últimas cifras de la operadora del mercado eléctrico colombiano XM arrojaban que el volumen total de los embalses estaba en 31,63 por ciento, mientras que el útil (que sirve para generar energía) estaba en 25,47 por ciento.

Un conocedor del sector eléctrico, que le hace seguimiento con modelos computarizados desde el 2003, afirma que para esta semana los embalses deberían estar en un nivel de 21 o 22 de volumen útil, pero la Semana Santa ayudó a que se mantuvieran al 25 por ciento actual.

Explica que la situación es tan grave que los niveles más bajos que se han presentado durante todos estos años son de 30 por ciento a mediados de mayo, cuando se comenzaba la recuperación de los embalses.

Pero ahora, esta cifra de 25 por ciento del nivel de los embalses, nunca antes vista, ya se presenta a finales de marzo, mientras que las lluvias en los últimos tres años se han retrasado de manera invariable para mayo y no abril, como siempre sucedía.

El volumen útil

Conocedores del sector explican el porqué los embalses presentan diferencias tan notables en cuanto al volumen total y el útil.

Lo atribuyen a la morfología de cada embalse, el nivel de agua que se requiere para la operación segura de las unidades, que también varía de acuerdo al embalse, el lugar de la bocatoma dentro de los mismos, la finalidad que tienen y la época en que fue diseñada la hidroeléctrica.

Uno de ellos manifestó que hace muchos años los embalses tenían varias finalidades, no solamente la generación eléctrica, por lo que las bocatomas para captar el agua se ubicaban en lugares altos dentro de la presa.

En el caso de El Prado, que presenta actualmente la diferencia más alta entre el volumen total y el útil, lo bocatoma se ubicó alta porque también tenía que abastecer distritos de riego en el departamento del Tolima.

“Entonces fue una cuestión de diseño, el cual dejó un ‘volumen muerto’ grande de agua, de una central que fue construida en 1973, cuando no existía el cargo de confiabilidad ni toda la regulación actual. Los criterios eran otros”, afirma uno de los conocedores.

Explicaron, en cambio, que la situación tampoco es de sedimentación de los embalses, ya que incluso con esta se puede generar energía.

Desde el primero de enero de este año, el volumen total de los embalses del país ha descendido 33 por ciento, mientras que el útil, 36 por ciento.

XM afirma que no tiene potestad para ordenarles a las hidroeléctricas cuánto generar, ya que es un proceso de oferta y demanda que se negocia a diario en la bolsa de energía del país.

El volumen útil, que sirve para generar energía, se calcula mediante la cantidad de agua entre dos niveles. El nivel máximo de capacidad del embalse menos el nivel mínimo técnico.

Pedro Vargas Núñez
Subeditor Portafolio