Anla aprobó proyectos por $114 billones en inversiones

Cinco puntos le han dado el marco a la gestión del Ministerio de Ambiente. Avanzar en áreas protegidas delimitación de páramos, entre otros.

Páramos

Colombia posee el 60 por ciento de los páramos del planeta.Se ha logrado reducir la deforestación en un 12 por ciento pasando de 140.356 hectáreas a 124.035 hectáreas.

Gobierno
POR:
Portafolio
noviembre 21 de 2016 - 08:31 p.m.
2016-11-21

Si bien uno de los grandes protagonistas del sector ambiental en Colombia es la Agencia Nacional de Licencias Ambientales, Anla, por las quejas del sector privado debido a la demora en la aprobación de sus proyectos, solo los vistos buenos realizados por la entidad el año anterior, representan más de 114,3 billones de nuevas inversiones para el país.

En total, estas inversiones representan el 14 % del PIB. De ellas el 70 por ciento son para proyectos de hidrocarburos, 17 por ciento para temas de infraestructura, 8 por ciento para energía y 4 por ciento para minería.

Así lo señaló el ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Luis Gilberto Murillo, al indicar que cinco grandes áreas han marcado la gestión en la entidad a su cargo:

- Avanzar en áreas protegidas, y en conservación de biodiversidad.

- Delimitación de páramos y protección del recurso hídrico.
-Recuperación de áreas degradadas.

- Emprendimientos verdes, creación de impuestos y manejo de residuos sólidos.

- Un apartado sobre mitigación y adaptación al cambio climático.

Murillo señala además que estos puntos cuentan con tres líneas de trabajo constante, que son el diálogo con las regiones, conectar la agenda ambiental con la agenda de paz y avanzar con el sistema nacional de gestión ambiental.

En ese marco conceptual, la entidad tiene varios frentes de trabajo que están mostrando resultados, como el caso de la recuperación de casi 30.000 hectáreas de suelos degradados por actividades ilegales, como la minería ilegal, los cultivos ilícitos y la deforestación, entre otros.

El Gobierno avanza en el establecimiento de 190.000 hectáreas nuevas de protección. Hoy Colombia ya cuenta con la delimitación de 18 páramos.

Las cifras son importantes si se tiene en cuenta que en el territorio nacional están más del 60% de los páramos a nivel mundial, lo que indica que el país tiene un gran potencial hídrico, pero a la vez debe asumir una importante responsabilidad en la protección y el cuidado de éstos.

Por primera vez se delimitan los páramos como áreas protegidas. Esto significa que son más de 500.000 hectáreas de páramos protegidos”, dice el ministro Murillo.

Con respecto a la declaración de nuevas áreas protegidas, Parques Nacionales ha contado con un avance a noviembre del 2016 de 398.578 hectáreas, equivalentes al 15% de la meta formulada para cumplirse al año 2018, que es de 2,5 millones de hectáreas.

Como parte de las acciones adelantadas para conservar las cuencas hidrográficas, se ha logrado reducir la deforestación en un 12%, pasando de 140.356 a 124.035 hectáreas.

La biodiversidad y los paisajes colombianos se convierten en una fuente de emprendimiento a través del fomento de negocios verdes como el ecoturismo.

Allí la meta es implementar cinco programas regionales de negocios verdes, de los cuales ya está listo el de la región Amazonia y se encuentra en proceso de formulación el de la región Pacífico. 49% de las 59 áreas protegidas tienen vocación ecoturística y 23 de ellas se encuentran abiertas a esta actividad.

El Ministerio busca lograr 8 áreas protegidas con ecoturismo comunitario y 2 concesiones de prestación de servicios.

Reglas claras en regulación

Gilberto Murillo indica que han estado adelantando trabajos técnicos para hacer una regulación más transparente y ya se han entregado normas para vertimientos, reglamentación para renovables y en varios proyectos puntuales se definieron los alcances de los inversionistas.

Un caso complejo fue el del Valle del Cocora (Quíndío), en el que se logró llegar a acuerdos con la comunidad para la recuperación de la palma de cera. También despegó el plan para la recuperación de la bahía de Tumaco.

Esto sin hablar de que con la intervención y la gestión del Ministerio se inició la resolución de conflictos en los departamentos de Putumayo y Caquetá, con diferencias por temas de hidrocarburos.

En el caso del centro del país, por ejemplo, se logró un acuerdo para el manejo de los cerros en Bogotá, así como la implementación de estrategias para continuar con el trabajo de recuperación del río Bogotá.