Balance del saliente ministro de ambiente: ‘Hemos delimitado 10 de los 36 páramos’

Gabriel Vallejo habló del reto que significó el cargo y de los ajustes para que la industria cumpla estándares de sostenibilidad.

Gabriel Vallejo, director del DPS.

Gabriel Vallejo, ministro de Ambiente saliente. 

POR:
Portafolio
mayo 05 de 2016 - 11:26 p.m.
2016-05-05

El saliente ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Gabriel Vallejo, hace un balance de su gestión.

Cuando usted llegó a la cartera de Ambiente, ¿qué se propuso y qué logró?

A la llegada al Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible en septiembre de 2014, nos dimos a la tarea de identificar los aspectos fundamentales que deberían guiar la construcción de un plan de acción institucional, con el fin de contar con una hoja de ruta que orientara la labor del Ministerio que arrancaba con el segundo gobierno del presidente Santos.

El componente central de este plan y de la gestión ambiental, en el cual deben confluir las actuaciones de todos los actores es el crecimiento verde. Para alcanzar este propósito se definieron cuatro áreas de trabajo.

La primera de ellas, denominada ‘Ordenamiento y criterios de uso de recursos naturales’, busca incidir desde la fase de planeación del desarrollo, en el ordenamiento del territorio. Insumo fundamental para esto es el esfuerzo conjunto del Ministerio y los cinco institutos de investigación del Sistema Nacional Ambiental, que nos permitió generar el primer mapa de ecosistemas de Colombia a escala 1:100.000.

Para esto, estamos adelantando este ejercicio de ordenamiento en 60 cuencas hidrográficas prioritarias que involucran a 25 departamentos (incluyendo la cuenca del río Bogotá), con una inversión total de $176 mil millones de pesos. Hemos extendido este esfuerzo a nueve zonas marino-costeras.

La segunda es la ‘Gestión del cambio climático’. El año pasado definimos el compromiso de Colombia ante el mundo de reducir en un 20% las emisiones de gases de efecto invernadero para el 2030. Adicionalmente, generamos la institucionalidad para coordinar las políticas que nos permitan adaptarnos a los impactos del cambio climático.

La tercera es la ‘Conservación, innovación y uso eficiente del patrimonio natural’. En el primer cuatrienio del presidente Santos logramos incorporar al Sistema Nacional de Áreas Protegidas 4,3 millones de hectáreas. El reto que nos hemos puesto para este nuevo periodo es avanzar en 2,5 millones de nuevas hectáreas incorporadas al Sinap.

La cuarta es el ‘Mejoramiento de la calidad ambiental’. Se enfoca en el diseño y puesta en marcha de acciones para reducir la huella ambiental de los procesos industriales, productivos, e incluso de las actividades domésticas.

En octubre del año 2015 el Ministerio publico el primer informe del índice de calidad ambiental para áreas urbanas con población superior a 500 mil habitantes, que le permite a las entidades territoriales enfocar sus políticas para mejorar las condiciones de vida de sus habitantes.

¿Y el control a la contaminación por combustibles?

Dimos dos grandes pasos en el establecimiento de estándares más rigurosos. El primero es la actualización de la norma de vertimientos que establece nuevos y más estrictos parámetros buscando reducir la contaminación aportada por 73 actividades productivas.

El segundo asociado a la calidad de combustibles, consiste en que desde el 1 de enero de 2015 en Colombia se distribuye combustible diésel de bajo azufre. Finalmente logramos un tema muy importante en cuanto a residuos. Lanzamos la campaña ‘Reembólsale al planeta’, diseñada para generar conciencia en el uso racional de las bolsas plásticas.

Uno de los aspectos por los que se reconoce su gestión es la delimitación de los páramos. ¿Cómo cierra usted este tema?

En el mundo solo hay seis países con páramos y Colombia tiene el privilegio de contar con la mitad de ellos en su territorio.

Delimitar un páramo es un trabajo técnico que requiere de la articulación de las diferentes entidades del Sistema Nacional Ambiental, por eso con gran orgullo puedo decir que hasta la fecha hemos delimitado 10 páramos, que suman 311.702 hectáreas y garantizan el abastecimiento de agua a más de 10 millones de colombianos.

¿Recorrió las regiones que se vieron más afectadas por la temporada de sequía?

Desde enero de este año el Ministerio de forma articulada con la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres, el Ideam, las Fuerzas Militares y la Dirección Nacional de Bomberos, realizó visitas a los 16 departamentos más afectados por el fenómeno ‘El Niño’ en las que reunió a gobernadores, alcaldes y los principales gremios de cada región.

Cabe resaltar que desde el 2015 el Gobierno puso en marcha un trabajo muy importante en el que se lograron atender 101 incendios forestales en todo el territorio nacional.
También logró fortalecer la capacidad de 25 departamentos, con la dotación de elementos para prevenir y atender esta problemática.

Usted decía que el Ministerio no tenía muchos recursos, pero que los saldrían a buscar.

En los últimos dos años, el Ministerio ha dedicado enormes esfuerzos a la consecución de recursos financieros internacionales para implementar acciones para frenar la deforestación. Este apoyo suma en total hasta 300 millones de dólares, en donde una tercera parte corresponde únicamente a la implementación de Visión Amazonía.

Asumimos la presidencia de la XX Reunión del Foro de Ministros de Ambiente de América Latina y el Caribe, con 33 países de la región y adoptamos la Declaración de Cartagena que incluye 11 decisiones de vital importancia para nuestro continente en materia ambiental.

Queda la sensación de que el escándalo que se vivió con el permiso que otorgó la Anla en la Macarena tuvo algo que ver con su salida...

Frente a este punto quiero señalar lo siguiente: La Anla, tiene a su cargo precisamente evaluar la viabilidad ambiental de un proyecto y garantizar que el mismo en su ejecución cumpla con la normatividad. Con posterioridad a la licencia ambiental Cormacarena, autoridad ambiental regional, adoptó una decisión que implicó la revisión de la licencia para determinar si era posible ejecutar la autorización otorgada. Cuando esto ocurre el Ministerio le solicita al Anla adoptar las decisiones que resultaran procedentes, siguiendo los lineamientos también impartidos por el señor Presidente.

¿Siente nostalgia de dejar Ministerio?

Le agradezco infinitamente al Presidente la confianza depositada y haberme permitido servirle al País durante estos años. Me siento satisfecho con la labor desempeñada y entiendo perfectamente la decisión de hacer ajustes en su gabinete de cara a la construcción de la paz.

Siga bajando para encontrar más contenido