Camioneros anuncian paro y el Gobierno llama al diálogo

El Ministerio de Transporte instó a levantar la orden de protesta. Aseguró que no hay puntos insalvables en las exigencias del gremio.

Un soldado camina junto a camiones atravezados en la vía este 3 de junio, durante los bloqueos sobre la vía Panamericana que conduce de Cali a Popayán.

Un soldado camina junto a camiones atravesados en la vía este 3 de junio, durante los bloqueos sobre la vía Panamericana que conduce de Cali a Popayán.

Archivo particular

Gobierno
POR:
con información de afp
junio 06 de 2016 - 06:12 p.m.
2016-06-06

Un paro de camioneros en Colombia, convocado desde la medianoche de este lunes, se suma a la protesta campesina, iniciada hace una semana en el país, que ya deja tres muertos, decenas de heridos y desabastecimiento por cortes de rutas.

La Cruzada Nacional por la Dignidad Camionera, que reúne a cuatro grandes gremios de transportistas, exige al gobierno de Juan Manuel Santos que se honren los pactos alcanzados en los últimos años para mejorar el sector.

"Del último acuerdo, de marzo de 2015, sólo el 10% se ha cumplido. Esto no es político, ni de derecha, ni de izquierda. Es un tema social", señaló Juan Carlos Bobadilla, secretario de la Asociación Colombiana de Camioneros (ACC).

El paro, en el que se estima participarán 300.000 camioneros, pide mejores fletes, la puesta en marcha efectiva de un fondo de chatarrización, programas sociales para los conductores y seguridad en las vías, entre otros planteos.

"La protesta será pacífica. Haremos desfiles, coordinados con la Policía, pero no bloqueos", explicó Bobadilla. El ministro de Transporte, Jorge Eduardo Rojas, instó a los camioneros a evitar el paro y los invitó "de inmediato" a buscar soluciones conjuntas.

El jefe de cartera asegura que “no hay puntos insalvables” en las peticiones del gremio como para que se dé el paro y los instó a dialogar con el fin de evitarlo.

Insistió en que el Gobierno, incluido el presidente Juan Manuel Santos, es consciente de la problemática del transporte de carga en el país y están abiertos a buscar soluciones conjuntas y concertadas. "No hay terquedad, ni tenemos los ojos cerrados a la situación y por eso las puertas del diálogo están abiertas", añadió.

El Ministro de Transporte recordó que, según él, ha venido en permanente contacto con los líderes de la Alianza Camionera y de todas las agremiaciones que agrupan a los transportadores de carga del país, en un diálogo sincero y fluido que hoy permite concluir que se pueden encontrar soluciones de corto, mediano y largo plazo, incluyendo los temas más álgidos como son los de chatarrización y fletes.

Los transportistas de carga se unen a la protesta comenzada el lunes pasado por la Cumbre Agraria -que integran movimientos campesinos, indígenas y de afrodescendientes-, para denunciar el incumplimiento de acuerdos para el sector rural firmados tras paros de fuerte impacto en 2013 y 2014.

"Estamos en las carreteras por falta de cumplimiento del gobierno", dijo Jimmy Morales, vocero de la Cumbre Agraria, quien cifró en unos 100.000 los manifestantes, en 27 de los 32 departamentos del país.

"Ha venido aumentando la participación y las acciones de solidaridad en varias ciudades", añadió, y precisó que "como muestra de la voluntad de diálogo" se despejarán parcialmente algunas vías bloqueadas.

La Cumbre Agraria reclama contra el aumento de las importaciones de alimentos, que atribuye a los tratados de libre comercio (TLC) con Estados Unidos y Europa. También alega altos índices de pobreza rural, inseguridad y amenazas de grupos armados irregulares y falta de tierras propias para cultivar.

"INFILTRADA POR EL ELN"

Para el Gobierno, sin embargo, "la situación ha venido normalizándose", según dijo el ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, aunque destacó que preocupan los cortes de rutas en los departamentos de Cauca (suroeste), Chocó (noroeste) y César (noreste).

"Reconocemos el derecho legítimo a la protesta. Lo que no se puede aceptar ni tolerar es que la ciudad de Popayán (capital del Cauca) esté padeciendo desabastecimiento de combustible, de víveres, de oxígeno hospitalario", subrayó a W Radio.

Desde el jueves pasado, Cristo y otros representantes del gobierno dialogan con dirigentes de la Cumbre Agraria para encontrar una salida a la crisis, con miras a una reunión conjunta en Bogotá este martes, que Morales no confirmó.

En su último balance, el ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, reportó tres fallecidos en medio de las protestas: uno en un accidente de tránsito, y dos en una refriega con la fuerza pública durante el bloqueo a una carretera en Cauca.

"Medicina Legal ha dicho que su muerte fue causada por explosivos artesanales", declaró Villegas a Caracol Radio, donde también dio cuenta de decenas de uniformados y civiles lesionados, así como daños materiales.

El ministro rechazó además "otra protesta infiltrada por el ELN", a la que atribuyó aspiraciones políticas de esa guerrilla para "influir en el inicio de los diálogos de paz".

El Ejército de Liberación Nacional (ELN, guevarista), segundo grupo rebelde del país después de las Fuerzas Revolucionarias de Colombia (FARC, marxistas), publicó el domingo un comunicado respaldando la protesta campesina y criticando al gobierno por acusar a los manifestantes de estar "infiltrados por la guerrilla".

Para el ELN, el gobierno "incumple" los acuerdos con los campesinos, al igual que lo hace con ellos cuando les exige abandonar el secuestro para entablar negociaciones de paz, paralelas a las que transcurren con las FARC y cuya formalización se anunció a fines de marzo.