Casi la mitad del país está en riesgo por cambio climático

La cuarta parte de la población podría verse afectada por inundaciones y deslizamientos. 

Manizales

Tragedias como la de Manizales serían más comunes en el país. 

El deslizamiento afectó a unas 80 viviendas.

Gobierno
POR:
Portafolio
abril 25 de 2017 - 12:40 p.m.
2017-04-25

Unos 500 municipios de Colombia, casi la mitad de ciudades y pueblos del país, están en riesgo de desastres naturales como avalanchas o inundaciones por el cambio climático que podrían dejar cientos de muertos y causar grandes daños a la infraestructura, dijo este martes el ministro de Ambiente.

Lea: (Deslizamientos en Manizales dejan al menos 17 muertos y unas 500 familias afectadas). 

La mayoría de pueblos y ciudades en riesgo se ubican cerca de cauces de ríos o en laderas de montañas, aseguró el funcionario. El número de personas que viven en esas localidades asciende a 12 millones, que representan la cuarta parte de la población total del país de 49 millones de habitantes.

Como otros países de América Latina, Colombia es vulnerable a desastres naturales acentuados por el cambio climático y la deforestación. "Colombia es un país que es muy vulnerable a fenómenos de variabilidad extrema de clima y de cambio climático", sostuvo Luis Gilberto Murillo.

Lea: (Cifra de muertos por avalancha en Mocoa sube a 315). 

"Alrededor de 500 municipios siempre están oscilando entre alerta amarilla y alerta roja, pasando por la naranja, por riesgos de inundación y de deslizamiento. Tenemos que avanzar hacia la cultura de la prevención y la respuesta a las alertas tempranas", precisó Murillo, un ingeniero de minas experto en temas ambientales.

"Tenemos en condiciones de alto riesgo a cerca de 12 millones de personas". Tras una sequía que afectó una extensa zona del país por causa del fenómeno climático de El Niño en 2016, Colombia enfrenta actualmente un fuerte temporada de lluvias que ha provocado dos tragedias en las últimas semanas.

Lea: (Trump se comunicó con Santos para expresarle su solidaridad por la tragedia de Mocoa). 

Al menos 328 personas murieron y 69 desaparecieron a comienzos de abril por el desbordamiento de tres ríos que provocaron un deslave en Mocoa, una de las peores tragedias naturales en la historia reciente del país. Y la semana pasada varios deslizamientos de tierra ocasionados por las lluvias dejaron 17 muertos en la ciudad de Manizales, en la zona cafetera del centro del país.

El ministro de Ambiente recordó que la deforestación de bosques en montañas y selvas aumenta los riesgos de desastres naturales como deslizamientos y avalanchas. El país tiene actualmente 114 millones de hectáreas de bosques y aunque ha logrado reducir la deforestación anual a 124.000 hectáreas desde las 282.000 hectáreas de 2010, el tema preocupa a Murillo.

La deforestación se debe a la ampliación de las fronteras agrícolas y ganaderas, al mercado ilegal de madera, a la extracción ilícita de minerales como el oro por parte de la guerrilla y bandas criminales en las selvas, y al aumento de los cultivos de hoja de coca.

"Si no se toman medidas urgentes, extremas de implementación de la política gestión de riesgo por amenazas climáticas, pudiésemos estar frente a la posibilidad de que algunos de estos eventos se presentes de nuevo", dijo Murillo al referirse a las recientes tragedias de Mocoa y Manizales.