Colombia buscará salidas ante fallo de la OMC que le dio la razón a Panamá

Aunque la decisión hay que acatarla, el Gobierno dice que la analizará y tomará las medidas necesarias.

María Claudia Lacouture / presidenta de Proexport.
Gobierno
POR:
Portafolio
junio 08 de 2016 - 06:47 a.m.
2016-06-08

El Gobierno colombiano anunció que buscará nuevas medidas para impedir el ingreso de mercancía de contrabando procedente de cualquier parte del mundo, luego de que la Organización Mundial de Comercio fallara en su contra el pago de un arancel mixto a la entrada de calzado y confecciones de Panamá (Lea también: Colombia pierde juicio con Panamá sobre aranceles a vestuario y calzado).

De acuerdo con la ministra de Comercio Exterior de Colombia, María Claudia Lacouture, el Gobierno insistirá, incluso en este tipo de protección. “La OMC concluyó que si bien el arancel mixto es incompatible con las obligaciones de Colombia bajo el acuerdo GATT, el mismo podría llegar a ser justificado, de manera excepcional, teniendo en cuenta su contribución para alcanzar los objetivos de política pública perseguidos con esa medida”.

Por su parte, expertos en el tema aseguraron que no hay salida distinta a acatar lo señalado en el fallo. “Esa era la última instancia de decisión y a Colombia no le queda más alternativa que cumplirla”, dijo Hernando José Gómez, exjefe negociador de los tratados de libre comercio de Colombia.

Sin embargo, la Ministra de Comercio, Industria y Turismo indicó que “el Gobierno analizará las consideraciones, conclusiones y recomendaciones del Órgano de Apelaciones de la OMC, con el ánimo de atenderlas e implementarlas, según corresponda, sin cesar en su política de Estado de prevención y represión del delito.

En concepto de la funcionaria, Colombia defendió la medida ante la OMC por considerar que el acuerdo GATT no puede interpretarse en el sentido de cubrir a las operaciones de comercio ilícito. “Además, argumentamos que, en cualquier caso, el arancel mixto puede justificarse como una excepción a sus obligaciones bajo ese acuerdo, amparada en preocupaciones legítimas de nuestro país”.

Lacouture reiteró que el objetivo de la rectricción a las importaciones es la lucha contra el lavado de activos.

“El arancel mixto se estableció para prevenir la subfacturación de importaciones y así desincentivar operaciones de comercio ilícito, sin afectar el comercio legal”.

En efecto, Colombia estableció un arancel mixto, es decir, un impuesto al valor del producto importado, complementado con otro que se aplica para las importaciones de confecciones y de calzado.

En el caso de confecciones, las importaciones menores o iguales a 10 dólares por kilo pagan el ad valorem de 10% más el específico de 5 dólares por kilo de confección. Y todo lo que se importe por más de 10 dólares por kilo, paga 10% más 3 dólares por kilo.

En calzado, el umbral es de 7 dólares. Las importaciones de calzado menores o iguales a 7 dólares por par, pagan el 10% más 5 dólares por par. Y para las importaciones por encima de los 7 dólares por par, se paga 10% más 1,75 dólares por par.

En su informe inicial la OMC encontró que dicho arancel excedía en determinadas situaciones, los aranceles máximos que Colombia no debe superar, de conformidad con sus obligaciones en la OMC. El arancel consolidado de Colombia en la OMC para confecciones es del 40% y para calzado el 35%.

Un analista que pidió no ser identificado dijo que “Colombia le puso el mismo impuesto a los zapatos Adidas que valen 100 dólares que a los chinos de dos dólares, razón por la cual los productores de marcas prestigiosas comenzaron a demandar y generamos el desastre por todos lados”. Añadió que, desde un principio, todos sabían que tarde o temprano el sobreimpuesto iba a ser tumbado, no solo porque con la sobretasa exigida a Panamá se volaban todos los topes impuestos en la OMC sino porque obligaba a hacer la importación por un solo puerto, lo cual constituye una barrera técnica al comercio.

El comercio local se afectó con la medida: Fenalco

El presidente de la Federación Nacional de Comerciantes, Fenalco, Guillermo Boterno Nieto, dijo que el pronunciamiento de la OMC no es ninguna sorpresa.

El dirigente señaló que “eso se veía que venía mal desde el fallo anterior. Para qué insistir con Panamá si es un socio muy importante para Colombia, es su vecino y juega un papel muy importante en la discusión de la problemática con Nicaragua”.

Explicó que en el actual escenario es incierto el paso que dará el Gobierno ahora que la OMC dijo que la medida excede los aranceles consolidados. Para Botero, el Decreto 456 ha afectado a los comerciantes de las confecciones y el calzado porque se ha incrementado el costo de los productos importados.