Colombia y EE.UU. coinciden en necesidad de restaurar democracia de Venezuela

"Es urgente restaurar el cauce democrático en Venezuela, porque son los ciudadanos los que están sufriendo las consecuencias de una dictadura al garete", afirmó el presidente Santos.

Santos Tillerson

El presidente Juan Manuel Santos y el Secretario de Estado de Estados Unidos, Rex Tillerson, tras su reunión en la Casa de Nariño.

AFP

POR:
Portafolio
febrero 06 de 2018 - 10:02 p.m.
2018-02-06

El presidente Juan Manuel Santos y el secretario de Estado de EE.UU., Rex Tillerson, mostraron sintonía al asegurar que es necesario restaurar la democracia en Venezuela, al tiempo que valoraron positivamente la lucha que el país andino está haciendo contra el narcotráfico.

(Lea: EE.UU. está considerando implementar sanciones a exportaciones petroleras de Venezuela)

Santos y Tillerson, que está de gira por América Latina y el Caribe, se reunieron en la Casa de Nariño, un encuentro tras el cual el presidente colombiano urgió a restaurar la democracia en Venezuela, de la que dijo que está sometida por un "régimen dictatorial".

(Lea: Estados Unidos culpa a China del desplome económico de Venezuela)

Delante de Tillerson aseguró: "Es urgente restaurar el cauce democrático en Venezuela, porque son los ciudadanos los que están sufriendo las consecuencias de una dictadura al garete". Además manifestó que "la aguda crisis" que atraviesa Venezuela es "fruto de la fracasada revolución que abandera el presidente (Nicolás) Maduro" y que "tiene repercusiones enormes para Colombia y para toda la región".

Santos explicó que durante su encuentro con Tillerson le transmitió la preocupación de su Gobierno "por la grave situación que está viviendo el pueblo venezolano", a lo que se suma la convocatoria de elecciones presidenciales antes de mayo de las que han sido marginados los principales líderes de la oposición.

Colombia es la cuarta parada de Tillerson en su gira y la más cercana a Venezuela, cuya crisis ha homogeneizado un viaje en el que tampoco ha dudado a la hora de hablar del combate al narcotráfico.

Según la última estadística del Gobierno colombiano, unos 550.000 venezolanos se han asentado en el país y unos 37.000 llegan cada día, algunos buscando bienes de primera necesidad y muchos otros para huir de la crisis que viven en su país. Tillerson coincidió con Santos y aseguró que Colombia será un jugador clave para la restauración de la democracia en Venezuela, por lo que durante su reunión intercambiaron ideas de cómo pueden "trabajar con otros países de la región a través del Grupo de Lima y de la OEA para restaurar la democracia" en la nación petrolera.

Asimismo, abrió la posibilidad de "redireccionar" la ayuda destinada a Venezuela para los ciudadanos que han buscado refugio en Colombia. El secretario de Estado recordó que Washington había destinado unos recursos "para abordar la situación humanitaria dentro de Venezuela".

"No ha sido fácil por la situación imperante, entonces podríamos redireccionar esta ayuda a los venezolanos que han tenido que abandonar Venezuela y venir a Colombia", destacó Tillerson, que no especificó esa cantidad. Finalmente explicó que Estados Unidos reconoce que la llegada de venezolanos "es un peso para Colombia".

Durante su reunión hablaron también de la lucha contra los cultivos ilícitos y el narcotráfico, conversación en la que Santos le explicó los diferentes programas que tiene en marcha su Gobierno y cómo puede Estados Unidos colaborar con ellos.

Tillerson dijo que recibió "un informe positivo" sobre los avances de esos programas, lo que le hace a su Gobierno sentirse "muy alentado" y mantener los esfuerzos para trabajar conjuntamente.

El pasado viernes, el presidente estadounidense, Donald Trump, amenazó con cortar la ayuda financiera a los países que no eviten la entrada de drogas a Estados Unidos, si bien no mencionó a ninguno. Durante una visita a una división de la Oficina de Protección de la Frontera y las Aduanas (CBP, en inglés), Trump se mostró muy interesado en el origen de drogas como la cocaína, la heroína y metanfetaminas en su camino hacia Estados Unidos y preguntó por los esfuerzos de Colombia y México en la lucha contra el narcotráfico.

Preguntado por la posibilidad de que EE.UU. recorte su ayuda a Colombia, Tillerson dijo que los dos países tienen "una relación tan estrecha que pueden hablar de forma muy sincera y franca" y explicó que Santos y Trump tuvieron una conversación reciente acerca de ese tema. Agregó que el crecimiento de los cultivos de coca en Colombia se debió a los diálogos de paz, si bien explicó que ahora que han fructificado en un acuerdo se ha revertido esa tendencia.

Por su parte, Santos indicó que entre "2017 y lo que va del 2018 se han erradicado forzosamente 54.000 hectáreas" sembradas con coca, lo que supone superar la meta fijada, que era de 50.000. Además, indicó que para final de este año esperan llegar a las 115.000 hectáreas erradicadas. Con respecto a la sustitución voluntaria de cultivos recordó que el Gobierno ya ha firmado acuerdos colectivos con más de 124.000 familias que "dicen poseer cerca de 95.000 hectáreas con cultivos ilícitos".

Tras su visita a Colombia, Tillerson partirá para Jamaica, última etapa de su gira regional que le llevó también a México, Argentina y Perú.

*EFE

Siga bajando para encontrar más contenido