‘Hora de poner las cartas sobre la mesa para enfrentar la corrupción’

Las herramientas contra la corrupción deben pasar por la transparencia con los ciudadanos,
afirma Gilberto Toro, presidente de Fedemunicipios. 

Gilberto Toro, presidente de Fedemunicipios.

Gilberto Toro, presidente de Fedemunicipios.

POR:
Portafolio
marzo 28 de 2017 - 06:47 p.m.
2017-03-28

Los alcaldes que se reúnen desde hoy en el Congreso con el presidente, Juan Manuel Santos, le dirán que el país debe transparentar los ingresos de todas las campañas políticas y para ello existen dos formas: o las financia cien por ciento el Estado o se definen reglas claras y reales de costos y se establece cómo pueden recibir dineros las campañas. Gilberto Toro, director Ejecutivo de Fedemunicipios habló con Portafolio y plateó además que quien promueva una revocatoria tiene que suscribir unas pólizas para que asuma las afectaciones a las personas y al municipio; en caso de que pierdan, para evitar que se presenten desmanes y daños por los que nadie responde.

¿Serían más Odebrecht?


No. Que se definan cuáles son las fuentes de financiación, a quién se le puede recibir dinero, hasta cuál monto. Qué entidades y de qué nacionalidades pueden dar apoyo. Así todas las personas saben.

No se trata de satanizar, es que las cosas sean claras y de frente al país. No es cierto que una campaña la hagan con un millón de pesos. Entonces pongamos las cifras claras, los montos que son y que sobre la mesa el candidato pueda recolectar el dinero.

Pero a mí que no me vengan a decir que un alcalde recupera sus costos de campaña con su salario. Eso no es posible.

¿En qué va la reforma al Sistema General de Participaciones?

Estamos preocupados, esto debe quedar definido este año o el próximo año muchos municipios van a recibir menos recursos.

¿Qué pasa si recortan los recursos?


El Sistema General de Participaciones es el que garantiza las obras sociales en este país, sería un atentado contra la población pobre de cientos de municipios.

No sé qué esté pensando el Gobierno pero sí sé que se equivocaría en grave asunto el Gobierno, si por financiar el posconflicto le quita los recursos a los municipios. Porque con qué se cubren los gastos normales de los municipios, como: salud, educación atención a la tercera edad. Las pregunta son: ¿nos concentramos en las personas que se retiraron de las armas y les damos todos los recursos? y ¿qué hacemos con los pobres de siempre de este país, les quitamos lo poco que tienen?

¿Se están tomando malas decisiones?

La preocupación es que en nombre de la paz se pueden estar poniendo en riesgo los recursos de cientos de municipios que atienden a esas personas tradicionalmente pobres del país.

“Cuidado, podemos estar matando el pollo aliviado para mejorar al enfermo”, como dice la sabiduría popular.

¿Usted cree en la paz?

Las armas se acallan, pero la paz tiene que ver con un proceso de transformación de las familias y la educación. Entran temas como la seguridad ciudadana y el enfrentar la pobreza extrema para eliminar el caldo de cultivo del microtráfico, las bacrim y todas las formas de violencia que se generan en la falta de oportunidades para los jóvenes.

¿Nos llenamos de normas?

Mire ejemplos: cuando se le pagaba la gente por instaurar acciones populares el país vivía trabado en muchos frentes y hubo gente que se dedicada a eso. Se quitó el incentivo y se acabó el boom de procesos.

Mire la situación de varios municipios hoy enfrentados a procesos revocatorios. En el país se malinterpretan las palabras y revanchismo es sinónimo de revocatoria. Los perdedores de las elecciones se dedicaron a inventarse revocatorias y ¿quién le paga el daño a los municipios por esos procesos? Yo le digo: la gente. Cómo es posible que al año y un día de Gobierno se radican procesos, cuando todo el mundo sabe que en el primer año el mandatario, no tiene recursos, está terminando de ejecutar lo que el mandatario anterior dejo iniciado.

¿Cómo frenar tantos procesos de revocatoria?

Creo que deben existir, pero que las personas que lo hagan suscriban una póliza para que le respondan a las ciudades y a su gente por los daños que causaron cuando pierden.

Porque un alcalde dura en campaña en el cargo otro año, defendiéndose del revocatorio y no gobierna, y los procesos, las demandas, el sabotaje que hacen muchas de las personas que lo promueven, nadie lo asume y en la mayoría de los casos, pierden, ¿y? ¿quién paga?, que se les apliquen y ejecuten pólizas y así se le pone freno al revanchismo y el proceso queda reservado para cuando realmente es necesario.

¿La descentralización funciona?

Colombia fue un país centralista por siglos y la Constitución de 1991 (con apenas 26 años) se lo está juzgando. Ese centralismo dejó huellas muy grandes en el país. Hoy queremos que regiones que nunca tuvieron nada crezcan de la noche a la mañana sin la inversión que requieren en salud, infraestructura educación y comunicaciones. Llevar todo tarda tiempo. Y a ello sumemos el tema cultural. Aquí tenemos un país de países que tenemos que aprender a entender. Y lo primero que hay que reconocer son las autonomías regionales. En algún momento, las elecciones se convirtieron en un tema de oportunidad política y no debe serlo.

Debemos hacer planeación, proyección y manejar el país como una empresa. Hay que quitar estigmas y mitos. No todo lo del Estado es malo. Miremos EPM, empresa cien por ciento estatal: No nos digamos mentiras por allí han pasado gerentes que no eran buenos y sin embargo, no pudieron afectar la empresa, porque allí hay planeación y se crearon todos los sistemas que impiden que alguien llegue y acabe con todo.

O sea que la solución sería crear más organismos de control…

El país está en mora de hacer un revolcón en sus entidades. Creo que debemos transformar la rama judicial.

Siga bajando para encontrar más contenido