"Estoy harto, yo no soy una cuota política": director de la Anla

A pocas horas de retirarse de su cargo, Fernando Iregui alza la voz en contra de lo que califica como "difamaciones' que pretenden enlodar su gestión.

Fernando Iregui, director de la Autoridad de Licencias Ambientales, Anla.

Fernando Iregui, director saliente de la Autoridad de Licencias Ambientales, Anla.

Archivo particular

Gobierno
POR:
Portafolio
junio 12 de 2016 - 07:15 p.m.
2016-06-12

El director de la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (Anla), Fernando Iregui Mejía, quien presentó renuncia al cargo desde el 13 de mayo pasado, afirmó que no es cuota política de nadie, y se declaró indignado por la cantidad de difamaciones y perversidades que se han dicho en torno a su gestión. (Lea también: Renunció el director de la Anla)

“Yo no llegué a la Anla en representación de ningún partido político, como se ha venido afirmando públicamente”, indicó. Afirmó que es un profesional eminentemente técnico que había trabajado por más de un lustro en esta entidad y con la fortuna de poder trabajar ampliamente en el desarrollo sostenible de este país.

También señaló que sus decisiones han obedecido a criterios netamente técnicos y jurídicos y que ha habido mal intención en pretender enlodar su nombre y gestión y enredarlo con presuntas presiones burocráticas.

“Es injusto que se le esté atribuyendo al señor Vicepresidente de la República, Germán Vargas Lleras, presiones políticas para mantenerme en el cargo. Eso es una gran mentira”, subrayó. “En este país –agregó- se ha vuelto costumbre desacreditar la institucionalidad con murmuraciones y chismes”.

La administración de Iregui ha estado 'en el ojo del huracán' en los últimos meses por cuenta de la licencia que en un inicio le otorgó a la petrolera Hupecol cerca de la reserva natural Caño Cristales. Decisión de la cual se tuvo que retractar por orden de Presidencia. (Vea la defensa de Iregui cuando estalló el escándalo)

“Yo renuncié desde el 13 de mayo pasado y nunca estuvo en duda mi retiro, pero desde entonces se ha venido hablando de pulsos políticos y reversazos, algo que solo existe en la imaginación de antagonistas de la institucionalidad", destacó Iregui.

El director saliente de la Anla, recordó que desde que presentó su renuncia, esta se haría efectiva a partir del 13 de junio.

“Hay acusaciones aleves, sin sustento alguno, para enlodar la gestión, como decir que la Anla se ha puesto a favor del sector privado y de los intereses de las multinacionales. En los últimos años se han impuesto sanciones a empresas públicas y privadas por más de 37.000 millones de pesos, por el incumplimiento a la normativa ambiental” subrayó.
Y precisó: “las mayores multas se han puesto al sector de infraestructura que es donde supuestamente tendría intereses el señor Vicepresidente de la República”. “Esa es la gran paradoja”, insistió Iregui Mejía.

En su reemplazo fue designada en calidad de encargada la bióloga, Claudia Victoria González, quien se venía desempeñando como subdirectora de Instrumentos, Permisos y Trámites Ambientales de la entidad.

Sin embargo, seis días después de que Iregui renunciara se conoció que Rodrigo Suárez Castaño fue nombrado como su reemplazo, por el ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Luis Gilberto Murillo. (Lea quién es Suárez Castaño)