La paz, eje central del discurso del presidente Santos en la instalación del Congreso

El mandatario insistió en el sí en el plebiscito. 'No nos quedemos enterrados en el pasado'. 'La paz es demasiado grande para tener dueño', dijo. 

Congreso

El presidente Juan Manuel Santo, ante el Congreso de la República.

Cortesía Presidencia

Gobierno
POR:
Portafolio
julio 20 de 2016 - 05:08 p.m.
2016-07-20

El presidente Juan Manuel Santos reiteró este miércoles, durante la instalación de la segunda legislatura del actual Congreso de la República, que los diálogos de paz con las Farc y la campaña por el sí para la refrendación de los acuerdos son un activo de todos los colombianos y, por lo cual, invitó a rodear lo que considera es el cercano fin de la guerra.

En un discurso cargado de significado en torno a lo que es su principal apuesta como mandatario, la paz a través de la negociación política, Santos dijo ante el pleno del Congreso que es necesario salir por todo el país a impulsar una fuerte pedagogía de paz para que los colombianos se decidan por el sí en el plebiscito.

Eso sí dejó en claro que es consciente de que hay sectores que no comparten esa postura, por lo que también llamó a que el debate se dé con altura y en el marco de los estamentos democráticos, pues, a su juicio, eso es parte esencial del proceso de reconciliación al que se ve abocado el país tras la firma del fin del conflicto.

“Quiero ser claro, como lo he repetido muchas veces, la paz no es mía, la paz no es de mi gobierno. Cómo va a serlo. La paz es demasiado grande para tener dueño. La paz es el anhelo y será la realidad de más de 48 millones de colombianos”, enfatizó Santos.

El Jefe de Estado conminó al Congreso, en especial a los partidos políticos que acompañan su causa de acabar con cinco décadas de confrontación armada (todas las colectividades excepto el uribista Centro Democrático), a que asuman el debate por el sí y que recorran las regiones con este mensaje a sus militantes y a la población en general.

“Este puede ser el último 20 de julio que tengamos que conmemorar en un país en guerra, de todos nosotros depende que así sea. Por eso, con toda la fuerza de mi corazón, los invito a que digamos, convencidos, adiós a la guerra, sí a la paz”, precisó el mandatario. Y añadió: “Ya saben muy bien que el SÍ está en mi corazón y en el de millones de colombianos”.

En este sentido, incluso, el Presidente les rindió un homenaje a todos los integrantes de la Fuerza Pública, pues dejó claro que es gracias a su trabajo en todos los frentes, en especial en el campo de batalla, que las Farc, y eventualmente el Eln, se sientan a negociar el fin de la guerra y su reintegro a la democracia bajo los parámetros del Gobierno.

A lo largo de su intervención, en el Salón Elíptico del Capitolio y ante los plenos de Cámara y Senado, el primer mandatario fue aplaudido en repetidas ocasiones, lo que lo obligó a hacer algunas pausas y potenciar el tono con el que pronunció sus palabras. Quiso que a todos los legisladores les quedara claro su mensaje.

Durante el discurso de Santos en el Capitolio, el expresidente y senador Álvaro Uribe, junto con los demás miembros de su partido, el Centro Democrático, permanecieron en silencio escuchando al mandatario, y algunos de ellos alzaron pancartas con mensajes relacionados con su oposición a los diálogos de Cuba y a las políticas que impulsan el Jefe de Estado. Decían, por ejemplo, "dolor de patria por impunidad al terrorismo, asesino de nuestros soldados y policías".

Santos, por su puesto, aprovechó la oportunidad para agradecerle al Legislativo por el trabajo realizado durante el último año, en especial por las iniciativas sociales y las encaminadas a implementar el posconflicto que se tramitaron. Destacó, claro está, el acto legislativo para la paz y el plebiscito refrendatorio de los acuerdos con las Farc.

El Jefe de Estado también se refirió a la reforma de equilibrio de poderes, y si bien se quejó de que por decisión de la Corte Constitucional todo su contenido no podrá entrar en vigencia (mantuvo vivos las polémicas Judicatura y Comisión de Acusaciones), sí destacó que gracias al trabajo de los congresistas el país el puso fin a la figura de la reelección.

“Hay que resaltar su trascendencia, comenzando por la eliminación de la figura de la reelección, no solo del Presidente sino de todos los altos dignatarios del Estado. Colombia avanza así hacia una democracia más ágil y participativa, que garantiza, además, el relevo generacional”, enfatizó Santos.

El mandatario destacó también que la legislatura que comienza este 20 de julio será clave para todos los desarrollos legales que requieren los acuerdos de paz con las Farc, por lo que invitó al Congreso a darle un debate amplio y democrático a estas iniciativas. Les recordó que “la guerra es la derrota de la razón y la deshumanización del hombre” y que, por lo tanto, hay que acabarla.

De hecho, precisó que habrá reforma tributaria y que su discusión debe darse cara al país debido a su contenido y necesidad para la etapa que atraviesa el país.

Finalizando su intervención, Santos reiteró su llamado a la unidad en torno a la paz y a la defensa del fin de la guerra, pues, advirtió, este es un momento clave para que todos los sectores de Colombia se reconcilien y ayuden a dar el paso hacia un país libre de guerra.

“No nos quedemos anclados en el odio o en el miedo. No nos quedemos enterrados en el pasado. Llegó la hora concentrarse en las posibilidades del futuro”, puntualizó el Jefe de Estado.

Política