Dividendo económico del fin de la guerra se vería en cinco años

Con la firma del cese al fuego definitivo se espera un incremento en el PIB potencial, la inversión extranjera y la confianza. 

Billetes

Archivo Portafolio.co

Gobierno
POR:
Portafolio
junio 22 de 2016 - 11:23 p.m.
2016-06-22

Por casi cuatro años la agenda del país ha estado atravesada por el tema de la paz.
Algunos con confianza, y otros con incredulidad, han hecho sus cálculos de lo que significará en materia económica la dejación de las armas por parte de la guerrilla de las Farc.

De acuerdo con Luis Fernando Mejía, subdirector Sectorial del Departamento Nacional de Planeación (DNP), el crecimiento potencial del Producto Interno Bruto (PIB) del país podría alcanzar tasas de entre 5,1% y 5,9% anual, cifra superior al nivel de crecimiento potencial actual de 4%, esto no sería inmediato, sino en un periodo cercano a los cinco años.

El estudio de Planeación Nacional está basado en información sobre 117 países que han tenido conflictos armados, de la base de datos de Universidad de Uppsala de Suecia. De esta muestra, se filtraron los que tuvieron una terminación del conflicto, para obtener 36 países.

El dividendo de la paz, según el estudio, se ve reflejado en la confianza a través de dos canales: en primer lugar habrá un efecto interno con un aumento de la tasa de inversión y el consumo de los hogares. Estos factores impulsan el crecimiento de la economía, con un mayor aporte en los primeros años después de la firma del acuerdo. En segundo lugar, el externo, con mayor inversión extranjera para el país y una mejora en el comercio vía mayores exportaciones.

Señala Mejía que “la tasa de inversión es la variable que más impacto positivo tiene con un acuerdo de paz y se convierte en el motor del crecimiento económico. El dividendo obtenido es de 5,5 puntos del PIB de aumento en dicha tasa. Esto permitiría que
Colombia alcance una tasa de inversión cercana al 35% del PIB en el largo plazo”. Así mismo, manifestó que con mayor confianza e inversión el país podría aspirar a tener calificaciones como las de Chile, el cual está un par de escalones más arriba.

De otro lado, se espera que se produzca un alza de la Inversión Extranjera Directa, con un dividendo que se refleja en un aumento de 3,3 puntos del PIB. Esto permitiría alcanzar US$36.000 millones de IED, frente a US$12.000 millones que se registran hoy.

Concluye el informe que el aumento en el gasto neto de ingresos del Gobierno sería del 0,7% del PIB, ya que el estudio muestra que en los grupos de países analizados los gastos aumentarían en 2,1% del PIB y los ingresos lo harían en 1,4% del PIB. No obstante, para el caso colombiano, cabe recordar que el país adelanta un gasto por 9 billones de pesos anuales en víctimas, lo que implica que el gasto neto de ingresos pueda ser inferior al 0,7% del PIB.

En materia de empleo, Mejía comentó que puede verse una mejora debido a que sectores como la industria, la agricultura y la construcción son fuertes demandantes de mano de obra, lo que acompañado de un mayor potencial permitirá disminuir la tasa a niveles similares a los de nuestros pares y, al igual que otros factores, se verá en el largo plazo.

EL INGRESO PER CÁPITA DE LOS COLOMBIANOS SE DUPLICARÍA 

El estudio del DNP toma como base que Colombia es un país de ingreso medio-alto, por lo cual en un periodo inferior a los diez años el PIB per cápita puede mostrar un importante crecimiento. Las cuentas indican que durante ese lapso se puede alcanzar un ingreso por persona de US$12.000 frente a US$6.800 que se registran actualmente.

El impacto positivo de la firma de los acuerdos de paz entre el Gobierno y la guerrilla de las Farc tiene como condicionante el cumplimiento de los mismos en la etapa del posconflicto para poder garantizar que los diferentes sectores a los que se refiere el estudio puedan verse beneficiados en la magnitud en la que se prevé pueden hacerlo.
Así mismo, se deberá tener en cuenta que otros grupos al margen de la ley aún operan.